Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    DNA Disruption

          por

Comunicadores… ¡esos profesionales!

By... Dentsu Aegis Network

 

 

 

 

 

Yo, que soy muy fan de aprender el significado exacto de las palabras para intentar expresarme adecuadamente, veo que publicidad, según la RAE, es lo siguiente: 1 f. Cualidad o estado de público. La publicidad de este caso avergonzó a su autor. 2  f. Conjunto de medios que se emplean para divulgar o extender la noticia de las cosas o de los hechos. 3 f. Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.

San publicitoLa verdad es que perteneciendo al departamento de comunicación de un grupo como Dentsu Aegis Network en el que llevamos la palabra disrupción tatuada en nuestro ADN, estas tres acepciones se me hacen un poco clásicas.

Hoy en día vivimos una revolución a escala global que nos está obligando a transformarnos. O pensamos en digital o no pensamos. O interpretamos datos o estamos fuera. O vivimos el futuro o mejor nos quedamos en casa…  Y esto, lo vemos cada día aplicado a la publicidad. No tenemos límites a la hora de aplicar la tecnología para conseguir un fin: innovar en la manera en que se construyen las marcas.

Gracias a que ocupo un puesto muy transversal que me permite hablar con especialistas de primerísimo nivel de diferentes áreas, me doy cuenta de que estamos viviendo un hito en la historia de la profesión. Quiero decir: cuando yo hacía periodismo, tenía la sensación de que mis compañeros de la carrera de publicidad hacían algo carente de contenido relevante, algo puramente comercial, que no influía de verdad en la vida de las personas. Pero - ¡y menos mal! - gracias al paso de los años he constatado que no. La publicidad es esencial porque somos seres que consumimos -en el sentido más estricto de la palabra… por ejemplo, y según la RAE (segunda acepción): Consumir- 2. tr. Utilizar comestibles u otros bienes para satisfacer necesidades o deseos, y lo queremos hacer de manera responsable, con confianza. Vivimos en un mundo en el que recibimos muchos mensajes diarios de diferente índole que debemos clasificar para nuestro beneficio personal que aporten de manera positiva al bien común. Y tanto los publicistas como los periodistas buscamos lo mismo.

En relación a este concepto tan bonito, iProspect lanzaba la semana pasada su informe Future Focus 2019: Buscando la Confianza. Luis Esteban, su CEO en España, nos contaba que “las marcas exitosas se diferenciarán a través de su capacidad para establecer relaciones únicas con sus clientes más valiosos”. Esto debe hacerse generando credibilidad en la era de las “fake news”, siendo relevantes en una época en la que nuestra atención se ve afectada por un exceso de estímulos y convirtiéndonos en fiables en un momento en el que las opiniones las generamos a través de nuestra propia experiencia. ¿No es este el objetivo de cualquier medio de comunicación que presuma de hacer buen periodismo?

Otro aspecto importante en la publicidad de hoy en día es, como decía antes, la correcta lectura de los datos y su interpretación. Gracias, a ellos hemos pasado de una publicidad masiva a una más personalizada. A lo que ayuda el uso también masivo del móvil, que nos permite contextualizar y determinar cómo y en qué momento impactar a nuestro público objetivo. Al comienzo de mi carrera profesional nos dirigíamos principalmente a los medios impresos y audiovisuales, entre los que siempre ha destacado la TV pero, poco a poco, hemos virado a una comunicación que toca todos los canales y, cada vez más, el medio digital va comiendo terreno a los demás como resultado de que en nuestras vidas ya no hay diferencia entre el on y el off. Y el smartphone es, para mí, el paradigma de esto: nos ayuda a mantener nuestras relaciones personales (de carne y hueso) gracias a la conexión a Internet.

Ambos planos (on y off) conviven para hacernos la vida más fácil con las famosas apps que nos ayudan a funcionar en nuestro día a día. Por ejemplo, el pasado fin de semana vendí unas botas por Wallapop que me pagaron gracias a Bizum y que entregué a través de Glovo. Y todo, desde el sofá de mi casa mientras descansaba de una jornada de trabajo comunicando la importancia de que la publicidad continúe en nuestras vidas por muchos años y evolucione a la par que nuestros hábitos.

Tras un año y medio explicando lo que hacemos, me doy cuenta de la importancia que tiene la comunicación en nuestras vidas -nótese que he sustituido la palabra publicidad por comunicación-, para la que la RAE tiene esta acepción: 3. f. Transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor. La manera más holística de entenderla reclama técnicas periodísticas que se aplican a las herramientas publicitarias para crear mensajes llenos de sentido, veraces, que nos ayuden a confiar. Es decir, que, de repente, San Francisco de Sales (cuya festividad es el 24 de enero) y San Publicito (celebrado el 25 de enero), por fin han encontrado sentido a que sus días estén seguidos en el santoral.

Por todo ello, abogo por continuar en la senda de la integración de especialidades que conviertan este mundo tan bonito en algo respetado y admirado… y no solo por la sociedad, también por nosotros mismos. El amor propio se contagia: utilicemos nuestras propias herramientas.

Artículo escrito por Rocío Núñez (LinkedIn), responsable de Gabinete de Prensa y Medios de Comunicación en Dentsu Aegis Network España.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión


Secciones

Publicidad

septiembre 2019

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30