Búsqueda avanzada

Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Sin pelos en las teclas

          por

EL PLACER DE (NO) SER MUJER

 

El placer de ser mujer” fue el claim que usó ELLE, cuando lanzó su edición española. De eso hace ya más de dos décadas, Contrapunto era la agencia y Pablo Cano y un servidor eramos los responsables creativos , con Jordi Sebastiá haciendo arte con su arte.

Pero la frase no era nuestra, era de Jose María Garriga. La encontramos escondida en la estrategia, ayudando a dibujar el perfil de esa “nueva” mujer que hoy nos parecería lo que es, de otro siglo.

Pero me sigue gustando pensar que algo inevitable, no solo pueda ser un honor, sino que sea un placer. Morir por una causa justa, puede ser un honor, pero si dejan elgir, prefiero dos guantazos. Honor puede, placer muy poco.

Han pasado más de veinte años. Las mujeres que empezaban a gozar de un pobre porcentaje de los derechos y oportunidades que historia y machismo les habían negado, hoy presiden Alemania, Hewlett Packard o la Comunidad de Madrid, escriben Harry Potter y siendo plebeyas, periodistas y divorciadas, son princesas. Reconforta ver que el tiempo va poniendo  las cosas en su sitio, aunque sea poco a poco.

Muy poco a poco en este caso. Basta con poner la tele y soportar un bloque de anuncios. Ellas siguen siendo las que mejor saben qué lejía desinfecta de verdad, que manchas son realmente dificiles de quitar y a quién llamar cuando la Cal se merienda las tripas del lavaplatos.

Los hombres que cocinan para vender algo, suelen tener nombre, apellidos y alguna estrella Michelín. Las cocineras anónimas, tienen derecho a usar platos precocinados, el microondas y a no pasarse el dia en la cocina, pero siguen siendo responsables de que marido y retoños se alimenten como dios manda.

Mala cosa eso de estar sentada muchas horas en el lugar de trabajo. Ellas tienen un problema, las hemorroides, antes las sufrían en silencio y ahora ven como una resistencia incandescente, oculta en su silla, les achicharra las posaderas.

Peor son las comidas de negocios. Unos globos de colorines se les meten en la barriga y les hacen la existencia insoportable.

Una semana al mes, tampones o compresas. El resto de dias, solo han de decidir que salvaslip usan, si el tanga o el otro. Y ya pueden estar agradecidas, porque en cuatro dias se les escapará el pipí. Si, yo no lo sabía, pero por lo visto, aparte de Concha Velasco, hay señoras jovenes y estupendas que viven muy preocupadas por si las recordarán por sus gráciles movimientos al bailar o por su olor a acido úrico.

La lista es mucho más larga y la coocemos todos. Me llama especialmente la atención ese spot en el que un problema de eyaculación precoz, afecta mucho más a ella que a él. El chiste es fácil, pero no hace ninguna gracia.

La última gota, esa que siempre acaba en el calzoncillo, los pedos y el gatillazo, han sido siempre patrimonio de los machos, pero si un marciano supiese de nuestra existencia, solo por la publicidad, tendría una percepción antagónica.

Que hombres y mujeres, afortunadamente, no somos iguales, es una perogrullada. Como no lo son  indios y orientales, catalanes y gallegos o payos y gitanos. Yo no quiero ser igual que nadie, eso si, quero gozar de los mismos derechos que Botín o Zapatero y tener sus mismas obligaciones. Pero si marcas y publicitarios, que deberíamos ir medio paso por delante, adivinar los sueños y las necesidades de la sociedad, vemos asi las cosas, es que en realidad deben estar peor.

Esta vez sospecho que no, no están peor, pero se parecen alarmantemente a cuando se lanzó ELLE en español. Entonces, en publicidad, el porcentaje de mujeres era bajo, pero muy superior al que te encontrabas en el staff de la mayoría de empresas. En 1980 en España, entre Presidente, Vicepresidentes y Ministros, pasaron por el Gobierno medio centenar de hombres y una mujer, Soledad Becerril.


Cuatro hombres decidimos, hace un cuarto de siglo, que ser mujer es un placer. Hoy, estoy absolutamente convencido de que lo es, pero ¿cuántos de esos cuatro serían hoy mujeres? ¿Cuantas Directoras Creativas conoces?¿Presidentas?¿Directoras de Marketing? ¿Menos que Ministras?...

Quizá, aunque suene ridículo, ese sea el problema, el único problema.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b5388340147e2a2fc90970b

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a EL PLACER DE (NO) SER MUJER:

Comentarios

Marta

!Si yo te contara!.
Mujer, directiva, madre y estrenando divorcio.
Las trabas, todas. Los retos infinitos.
Gracias por acordarte de nosotras

Teixi

Gracias a ti Marta. Por leer y por opinar.
Todo el ánimo, sois mejores en casi todo. Y en lo que no lo sois, es porque no os interesa. ;-)

Noelia

Es que tener hijos es pecado. Hace años te mandaban a casa. Y ahora llegas a casa hecha una mierda. La maternidad es el momento en el que se abre la brecha profesional entre chicos y chicas.
No se nos concede un parón, ni una bajada de ritmo. Cuando es algo temporal. Y necesario.
¿De dónde si no han salido esos hombres que ascienden y ascienden y ascienden mientras nosotras nos ahogamos por el camino? Si el mundo se enterase de cuánto te puede hacer crecer la maternidad, las presidencias serían femeninas.
Mientras, nosotras (bueno, las que nos lo podemos permitir), nos lo montamos a nuestra manera, porque de momento es la única manera.

Besos, Teixi.
La Presidenta.

Teixi

Ni una coma que añadir Noe. Y menos cuando eso lo dice una Presidenta joven, excelente profesional y mejor madre y compañera. Y no lo digo yo, lo dicen su negocio, su hija y su pareja.
En este caso, yo pienso y digo, tu sabes y haces. En esto y en casi todo.
Beso.
Teixi

miumiu

I have just recently discovered your wonderful blog, and want to simply tell you how much your writing touches and inspires me.
thank you!

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión


Secciones

Publicidad

mayo 2021

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31