Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Señales de humo

          por

Lo que startups e inversores pueden aprender del descubrimiento de América

Este fin de semana, el 12 de octubre, se celebró el día nacional de España (sea España lo que sea) en el que conmemoramos (unos más y otros menos) la llegada de Colón a América, lo que daría lugar a la posterior conquista del Continente y convertiría a nuestro país en un Imperio que duraría siglos.

Quinientos años más tarde y ya sin descubrimientos geográficos posibles en nuestro planeta (teorías de la tierra hueca aparte) a mí me parece que el acontecimiento sigue teniendo plena vigencia.

Es bien conocida la historia de Colón en su búsqueda de financiación para su proyecto de llegar a las Indias. La startup de Colón tenía un plan de negocio tan claro como dudoso: Si conseguía encontrar un camino más corto a las Indias podría bajar espectacularmente los costes de logística de una cantidad enorme de productos que tenían una altísima demanda en Europa.

Así que Colón preparó su presentación con toda la información de que disponía para tratar de convencer a sus inversores y en 1485, se plantó en la corte del rey de Portugal que era, sobre el papel, el inversor ideal, ya que llevaba años invirtiendo dinero en el mismo negocio que proponía Colón (que no era otro que comerciar con las Indias, sorteando los confines del Imperio Otomano, con sus aranceles y controles).

 Primera diapositiva del Power point colombino: Análisis del entorno: Imago Mundi, los últimos avances en geografía demuestran que el mundo es diferente de cómo lo concebimos; Toscanelli calcula la circunferencia de la Tierra en 30.000 Km (El camino está trazado y existe). Además,  los otomanos  ocupan Constantinopla y esto dificulta y encarece el camino habitual a las Indias, dotando de sentido  la asunción del riesgo de buscar una nueva ruta. Cálculo de los costes de empresa, análisis de beneficios y plan de negocio a cinco y diez años.

Fin de la presentación; se encienden las luces y Juan II pide a sus expertos que analicen el proyecto. La Junta dos Matemáticos (que así se llama) lo rechaza, con excelente criterio a la luz de los datos que ellos manejan. De hecho, años más tarde lo rechazaría también el Real Consejo de Castilla, con mediciones más exactas de la circunferencia de la Tierra y de la distancia real a las Indias.

Pero existe una fuerza mayor para que Juan II rechace el proyecto de Colón: En los últimos años, Portugal lleva invertido muchísimo dinero (y esfuerzo y vidas) en avanzar por la costa atlántica de África, fundando ciudades portuguesas a lo largo de todo el continente:  Madeira (1420) Cabo Bojador (1434) Cabo Blanco (1441) Cabo Verde (1445) Gambia (1446) y, de hecho, en 1487, Bartolomé Días llegó hasta el Cabo de Buena Esperanza (que finalmente doblaría Vasco de Gama).  No sólo tenían el objetivo prácticamente alcanzado, sino que el camino era altamente lucrativo, ya que proveían a los portugueses de oro, esclavos y otras exóticas mercancías altamente rentables, de las cuales distraería el proyecto de Colón.

 

El camino de Portugal a la India
Mapa: Wikipedia. Descubrimientos y exploraciones potuguesas

Con la negativa del “blue chip investor”, Colón se fue a Castilla, no muy buena opción, otra vez sobre el papel. Un país en guerra, arruinado, que apenas miraba al exterior  y en el que el “panel de expertos” ya había dictaminado en contra de la expedición. Y sin embargo, la reina, dicen que encantada con la determinación, convicción y fuerza del emprendedor, decide pedir prestado el dinero suficiente para entregarle tres carabelas (por cierto, modelo de barco diseñado por los portugueses) y mandarle mar adentro por una ruta hasta entonces desconocida.

Moraleja:

Los planes de negocio son engañosos, todos lo sabemos, pero seguimos dándoles toda la credibilidad; las ideas son sólo eso, ideas y sin embargo, seguimos tendiendo a juzgarlas con el prisma de la razón. Si usted hubiese sido el Rey de Portugal ¿habría invertido en el negocio? De hecho ¿habría invertido en cualquiera de los grandes negocios que hoy día están haciendo girar el mundo? ¿Habría metido dinero en una red social cuando nadie sabía qué era eso? ¿En un buscador, cuando nadie imaginaba un modelo de negocio detrás?

Creo que si me aplico a mí mismo esas preguntas no saldría muy bien parado. No es fácil asumir riesgos y en el fondo, todos somos conscientes de que en estas páginas sólo hablamos de los riesgos que salieron bien, cuando el mar está lleno de barcos hundidos.

A fecha de hoy, 500 años más tarde, lo cierto es que el esfuerzo de Colón ha quedado en un día de fiesta (que para colmo de males, este año ha caído en sábado)

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

Y por fin, Apple superó a Ford

Leyendo el titular, supongo que lo primero que le ha venido a la mente, amigo lector, es la capitalización bursátil de ambas compañías americanas. Pues no, no me refiero a tal, aunque debo reconocer que yo mismo, una vez escrito el título, he decidido buscar la evolución de la compañía de la manzana mordida. ¡Sorpresa! la empresa más chic del momento, 6 días después de presentar sus últimos lanzamientos: el Iphone 5S y el Iphone 5C, ha perdido ¡casi un 10%! ¿Qué significa entonces este titular? ¿Qué tiene que ver Apple con Ford?

Ford_t_1914

Y es que, en ese espíritu que mi lector habitual sabe que tengo al pensar que la historia siempre se repite, que tenemos que leer el pasado para interpretar el futuro y que la teoría del eterno retorno tiene una innegable aplicación práctica, por cierto bastante desaprovechada en los tiempos que corren, me gustaría hacer un pequeño análisis de la relación entre las dos compañías.

Ford es uno de esos ejemplos que los “marketeros” del siglo XX hemos estudiado y leído hasta la saciedad (Los del siglo XXI estudian y leen hasta la saciedad el caso Apple). Fue, como Apple, la compañía puntera, no sólo de su sector, sino de la industria de su época. Es cierto que Ford basó su éxito de ventas en la reducción de los costes de producción y el consiguiente coste competitivo de cara al consumidor final, algo que a Apple, ni se le pasa por la cabeza, pero el resultado final es que ambos lograron que sus productos fuesen adquiridos por millones de usuarios que se sentían plenamente satisfechos al poseerlos, especiales y admirados por el resto de los mortales. Ambos generaron lo que ahora llamamos (o mejor dicho, traducimos literalmente) “deseabilidad” y en ambos casos, la base del producto es la innovación pura y dura (El Ford T, por ejemplo, fue el primer automóvil de la historia con el volante a la izquierda) Ahora quizás no vemos muy claro la revolución que supuso el Ford T para la época, pero valga como ejemplo una curiosa anécdota: Aldoux Huxley situó su novela “Un mundo Feliz” en el año 632 de la era “fordiana”, esto es el año 2540, contando a partir de 1908 primer año de fabricación del Ford T.

Los paralelismos entre Henry Ford y Steve Jobs harían palidecer al mismo Plutarco. Desde la fama de tirano que ambos comparten, a la admiración por los grandes genios de su época (En el museo Ford se encuentra una probeta con el último suspiro que exhaló su admirado Edison) o su “desprecio” por la opinión de sus clientes que les han llevado a frases inquietantemente similares ¿Recuerdan aquella de Ford que decía “Si hubiese preguntado a mis clientes qué querían hubiesen dicho: un caballo más veloz”? Pues es lo que expresó Jobs cuando dijo: “Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”.

Iphone-5c

Y hablando de frases, creo que hay una que explica claramente lo que quería decir con el título del post. Esa de Ford, cuando dijo: “Cualquiera puede tener un Ford del color que quiera… siempre que sea negro” y… ¡Voila! Ahí está lo que quería decir: Apple ha conseguido superar a Ford. Su gran innovación, hace 6 días, fue precisamente la carcasa de "colorines" que incorpora el nuevo Iphone 5C ¡Y lo ha hecho sin Steve Jobs! ¡Toma Ford! ¡En tu cara!

Dios Mío ¡Cómo echo de menos a Jobs!

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

Primera regla invariable del marketing

Los días de verano son una trampa para los periodistas, me dijo una vez un conocido articulista de prensa. Y lo argumentaba: como no hay noticias, buscamos y rebuscamos y a veces encontramos una noticia, en principio insulsa y baladí, pero que, como nadie tiene otra cosa que hacer, se convierte en algo importante y comentado, de lo que todo el mundo quiere hablar y que se va enredando, enredando, hasta que alguien acaba llamando a tu periódico para preguntarle a tu director quien ha sido el que ha destapado el “escándalo”. Ni qué decir tiene que lo que preocupaba a mi contertulio era su propia conversación con su propio director.

Es verdad que estos caniculares días cuesta encontrar algo de lo que nos apetezca  escribir, porque lo que de verdad nos apetece, es salir por la noche, al fresquito, con una camisa blanca de lino, en una terracita, a poder ser muy alta, con una copa balanceándose entre los dedos y una divertida charla entre amigos y, pensando, pensando, he recordado una historia de hace ya, por desgracia para mí, bastantes años.

Fue en uno de esos inolvidables veranos de los 80. Un amigo decidió abrir un local en la Sierra de Madrid, donde los dos veraneábamos (bueno, en lo que antes era la Sierra de Madrid, porque, actualmente, el pueblo en cuestión, parece más un distrito de la capital que un pueblecito de montaña) Había convencido a su abuelo para que le cediese la casa de piedra que tenía, pero que no utilizaba, con la parcela de 3.000 metros cuadrados que la colindaba, para montar un bar de copas como los que estaban funcionando por la zona en esa época. Basaba la decisión de negocio en algo verdaderamente simple, pero más que razonable: el dueño de la parcela adyacente ha montado un bar en su chalet y se está forrando.

Montó su propio local, mucho más bonito y cuidado que el de al lado, las copas al mismo precio y el día de la inauguración… en el local competidor seguía habiendo tortas para pedir una copa, que había que sacarse a la calle porque dentro de la finca no cabía un alfiler, mientras que el local de mi amigo estaba prácticamente vacío. ¿Cómo es posible?  al menos el 50% de los que entraban en el local anejo habían tenido que pasar por delante de la puerta del nuestro, con un precioso jardín, perfectamente iluminado, mucho más propenso para la promiscuidad y el ligoteo que, a la sazón, era la razón por la que todos salíamos por la noche.

Entonces no había compras grupales para tratar de animarlo, ni redes sociales para difundirlo, ni marketing de buscadores para comprar las keywords “movida madrileña”. Pero ya estaban puestas las bases del marketing, esas que han permanecido siempre invariables, aunque nos  hayamos empeñado en digitalizarlas. Especialmente esa que dice:

“la gente hace lo que le da la gana, no lo que a ti te parecería razonable”

Espero que hayáis tenido un verano tan maravillo como los que yo pasaba en el extinto pueblecito, ora casi distrito capitalino.

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

Supermercados Dia y el Alvia de Santiago

Volví de vacaciones el lunes pasado. Volví yo, porque mi ordenador decidió que no había tenido descanso suficiente (en realidad tiene razón, mi adicción a teclear no está ligada únicamente al trabajo, así que creo que el pobre no ha tenido descanso este año) y decidió que no movería un chip (o lo que quiera que mueva un ordenador) sin una batería nueva y un buen sistema operativo. Así que aquí me tienen, con un ordenador que ni reconozco, intentando buscar unos iconos que no encuentro y entender otros que no comprendo. Discúlpenme si me hago un lío y publico un post antiguo pensando que el copiar y pegar es el guardar.

¿Y de qué escribe uno en su primer post… vacacional? Pues como uno no tiene la neurona muy entrenada, suele tirar de noticia y, por desgracia, la noticia, ya en vacaciones pero últimamente renovada por las comparecencias de los presidentes de Adif y Renfe, es el accidente del Alvia de Santiago (y a mí me toca observar la actuación de algunas marcas comerciales en el mismo)

Estamos muy acostumbrados  a que las marcas se apunten a los éxitos de sus patrocinados: “Enhorabuena por ganar tal o cual carrera, copa o competición”. Páginas a color en los periódicos para el tenista, el piloto o el equipo que ha conseguido la victoria. Los anunciantes piensan que es, por un lado, una forma de rentabilizar el coste (generalmente bastante alto) del deportista contratado y, por otro, una manera de acercarse a su público, de sumarse a su alegría y acercarse a la fascinación que los campeones nos producen. De hecho, cuando quedan segundos (porque perdieron la final) la marca suele mandar un mensaje de ánimo: otro año será; para nosotros ya eres campeón; nos queda mucho por disfrutar contigo, etc. Pero los que trabajamos en esto sabemos que, la mayoría de las veces, cuando no hemos quedado primeros, publicamos únicamente por la obligación que nos impone el periódico, que no está dispuesto a que, a las doce de la noche, cuando  acaba el partido en otro continente y está a punto de cerrar la edición, le dejen una página colgada.

A lo que no estamos tan acostumbrados (al menos yo no lo había visto nunca) es a que las marcas se pongan de parte de los… ¿clientes? ¿consumidores? quizás ciudadanos y compartan con ellos su dolor, que es, exactamente, lo que hizo Supermercados Dia  el 26 de julio, dos días después del accidente ferroviario, publicando un anuncio en los principales diario nacionales mostrando sus condolencias a familiares y allegados. Sección esquelas en ABC, obituarios en País y Mundo (más algún diario local).

Condolencias Dia


Dia fue la única marca comercial en hacerlo con tanta prontitud (el mismo día, ABC publicó también una esquela pagada por la Conferencia Española de Agencias de Viajes) y, aunque días más tarde publicaron también sus condolencias dos marcas eminentemente gallegas (Inditex y Coren) además de la Xunta de Galicia y otras instituciones, con mayor o menor relación o cercanía con la desgracia, Dia fue, no sólo la primera, sino también la única marca sin ningún tipo de relación/vinculación con el turismo, el transporte ferroviario o la región donde se produce el accidente.

Me gusta, me parece que es un paso a lo que en el grupo Havas llamamos una marca “meaningful”, una marca que los ciudadanos sienten cercana, preocupada por ellos y por la sociedad y, aunque alguno podrá decir que el interés es meramente comercial (cuantas veces hemos ido a un funeral o tanatorio por  cortesía, obligación o compromiso y eso no ha restado valor a nuestra acción) que una marca nunca mira más allá de sus intereses propios, a mí me gusta;  se ha puesto en el lugar de los que lo están pasando mal (sean sus consumidores o no) mientras que otros, simplemente, tratan de sacar partido duplicando el precio de los billetes para asistir al funeral.  

Gracias, Dia y mis propias condolencias, por supuesto, a allegados y familiares de la tragedia.

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

 

Estrategias de marketing y comunicación para Universidades

La semana pasada, varios profesionales de Arena estuvimos, invitados por Universia, en Miami, para dar unas conferencias sobre el nuevo entorno de la comunicación y la influencia que en el mismo ha tenido Internet.

Para evitar suspicacias y risitas, diré que lo de Miami lo digo por situar la acción, y no por dar envidia: la temperatura era infernal, cercana a los 30 grados, la higrometría tampoco ayudaba mucho, con humedades cercanas al 90% y todo esto ocurría… mientras llovía sobre el hotel en el que nos alojábamos, junto al aeropuerto internacional de Miami (cuando digo cerca, me refiero a que había que parar la conversación cuando pasaba el avión) a 50 dólares en taxi del primer sitio reconocible de las postales de Miami.

Y ahora que estamos todos a lo que estamos:

Se reunieron casi 50 representantes de Universidades de más de 10 países y, durante 3 días, les fuimos desgranando las posibilidades que tiene la comunicación comercial para las instituciones que representan. Algunas de las conclusiones que saqué de este evento fueron:

-          Cada vez que das una conferencia para un público latinamericano te das cuenta de lo diferentes que somos los españoles de ellos: En España, cuando alguien da una conferencia, el moderador se prepara una pregunta para romper el incómodo silencio que se produce tras el clásico “¿Alguna pregunta? En Miami, no pararon de preguntar y participar, hasta el punto de perder el control de la situación, porque unos contestaban a otros y otros rebatían a estos, siempre basándose en su propia experiencia y con ánimo de ayudar y compartir.

-          Algunos sectores de la economía aún no se han dado cuenta de lo que está pasando. Hacía tiempo que no oía el tantas veces repetido “es que mi sector es diferente” y no tanto porque se haya olvidado, sino porque a todos les han acabado afectando los mismos problemas, derivados del mundo actual, de la digitalización, la globalización… Curiosamente las universidades se siguen creyendo diferentes “nosotros no vendemos un producto, sino conocimiento; nosotros no somos un negocio, sino una institución”.

-          A pesar de todo, es increíble la precisión de algunas preguntas: “qué porcentaje de mi facturación debo invertir en publicidad”; “cuáles son mis stakeholders y cómo distribuyo mis acciones de comunicación entre ellos”; “cuáles son las redes sociales que debo usar y cuales son prescindibles para mí”. Preguntas que realizaban mientras sujetaban el papel con una mano y con la otra agarraban el bolígrafo esperando copiar la receta del triunfo.

Eduardo Vazquez Universia 2

 

Eduardo Vazquez Universia 1

Desde luego fue una experiencia gratificante, con la que disfrutamos muchísimo, no sólo de la compañía de gente extraordinaria, sino también de la revelación, siempre extraña, de que en nuestro mundo existen otros muy diferentes que, sin embargo, forman un ecosistema con el que todos podemos enseñar a los demás y aprender de ellos.

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

La publicidad subliminal

Acabo de ver un titular que dice ¿Sabías que en el logo de Coca-Cola está escondida la bandera de Dinamarca? Sobre la campaña que ha hecho Coca cola en Copenhage trabajando el concepto de Felicidad (tan Coca cola él) y en el que, en el aeropuerto de la capital danesa, la gente podía coger una bandera danesa, directamente del logo de la máquina de “vending” para dar la bienvenida a los que aterrizasen en el país.

Aunque me parece una campaña muy divertida, que trabaja bien los valores de la marca y todo eso y aunque siempre tengo la sensación de que este tipo de acciones sirven, sobre todo, para alimentar estos blogs (como Señales de humo) tan endogámicos que algunos escribimos, no quiero hablar de esta campaña en concreto, sino de la publicidad subliminal en general.

 

Como ya he mencionado el carácter endogámico de este blog, asumo que muchos de los que lo leéis habéis estudiado publicidad o trabajáis en el sector, así que, al menos los que paséis de los 30, seguro que habéis visto, oído o leído mil veces (y seguramente por algún que otro catedrático de universidad) esos artículos, comentarios o incluso ponencias y clases, dedicadas a explicar en qué piensa la retorcida mente de los publicitarios.

Algunos tienen su gracia, como el logotipo de Anís del mono, en el que la cara del mono es la de Darwin (eran tiempos difíciles para los científicos)

Anis-del-mono

Otros, claramente responden a una mente enferma capaz de idear figuras increíbles, como esta publicidad en la que hasta el título tiene doble sentido (lo que hay que hacer es  girar la imagen para ver a una mujer masturbándose)

Laid by the best

Otros forman parte de la historia de la publicidad (o de la leyenda de la misma) como los fotogramas que dicen que, de forma discontinua, incluía Coca-Cola en los cines para provocar el deseo de consumo cuando aparecía el cartel de “visite nuestro bar” en los años 60

Otros, que muchos califican de “mensajes ocultos” no son más que ingeniosos o geniales recursos de los publicitarios, como la flecha oculta en el logo de Fed-Ex (entre la E y la X).

Fedex-logo

Pero mis favoritos son los que no tienen una explicación racional (y si tienen un contenido sexual mejor). A continuación,  algunos de los que más me gustan:

El logo de LG es en realidad un PacMan

Lg-pacman-logo

En la pata delantera del camello de la cajetilla de Camel hay escondido un hombre orinando.

Camel

Esta es muy buena: El logo de Coca Cola es un blanco escupiendo a un negro !!!!!!!

Cocacola escupe negro

La página de inicio de Facebook no deja lugar a dudas de lo que puedes encontrar en la red social

Facebook sex

La flecha indica lo grande que puede ser tu cola

  Tu cola mas grande

Y para finalizar, un video recopilatorio subido a Youtube por una página especializada en el tema con muchíiiiisimos ejemplos de la época dorada de la publicidad, que no dejan lugar a dudas:

El problema lo tiene el que aumenta la imagen 1200 veces para conseguir encontrar un pezón.

 

Y de despedida... un mensaje subliminal:

:O

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

La niña del exorcista quiere ser princesa

Antes, para demostrar que no nos gustaba la gestión de un gobierno, se decía que cada vez que abría la boca, subía el pan. Hoy en día eso ha cambiado y lo que sube es la cifra de desempleo. Y  encima tenemos dos indicadores del mismo (la EPA y el paro registrado) así que cada mes, como poco, tenemos dos impactos de la nefasta estadística (2 OTS al mes no está mal, estrategia Recency pura).

Como siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas, hay que añadir que estos últimos años son los de mayor creación de empresas en España (los pesimistas se obcecan en llamarlo autoempleo) y cada vez son más los que se deciden a emprender y “buscarse la vida” hasta el punto de que, como dice un amigo mío, esto, en vez de una Comunicad Autónoma, parece una comunidad de autónomos, que antes ya teníamos todos un cuñado que tenía un bar y un tío taxista, pero que es que ahora la vecina te sube el pan y no te lo cobra, te lo factura.

Y es al hilo de esto, cuando descubro la campaña que hace la Panamericana Escola de Arte e Design  de Brasil, trabajando el concepto de que todos debemos perseguir nuestros sueños, no importa lo difícil que parezcan (la base de la campaña es que a la niña del exorcista le gustaría interpretar otros papeles y no lo consigue porque ha sido “injustamente” encasillada).

 

Debo decir que, para lo que supongo que quiere conseguir la escuela, que es lograr que los jóvenes luchen por que sus padres les permitan estudiar una profesión que tiene muy mala fama entre los progenitores del mundo entero, la campaña es mucho más que correcta, divertida y digna de la excelente escuela brasileña.

Mi problema es más que personal y la duda me asalta cuando pienso en los proyectos de emprendedores que, cada vez más, me piden consejo y me muestran sus proyectos, algunos de los cuales son muy interesantes y las dudas surgirán cuando se lancen al proceloso mar de la situación económica actual; pero es que el spot de la Panamericana me ha recordado a algunos proyectos que me piden que revise y que tienen la siniestra cara de la niña del exorcista cuando lo que pretenden es hacer el papel de Caperucita. Y en esos casos me acuerdo mucho de Risto Mejide (o de su personaje en televisión) que a veces hay que decir lo que uno piensa aunque te vayan a odiar, que la gente es muy canalla y, como decía mi abuela “el dinero no es suyo” y a todo el mundo le gusta dar buenas noticias y decir que te vas a forrar con tu idea (de hecho es la base del sector  videntes y adivinos, que lleva siglos ganándose la vida y nada mal por cierto) pero que a lo mejor la estrategia de la niña del exorcista no tiene que ser ir a 253 castings a ver si la contratan (que es que no va a pasar) sino tratar de hacer una serie para televisión  sobre los exorcismos con cameos de famosos para sacar la pasta suficiente para hacerse la cirugía y ponerse la cara de “Bella”, que es que a lo mejor a “Bestia” sí le gusta su vida y no le hace gracia no ser el más feo de la película.

Discúlpenme, son reflexiones de lunes, seguramente muy lejos del sentido común y la lógica que se le supone a alguien que escribe y se muestra en público ¿no creen? No sé, a lo mejor yo también me estaba encasillando.

@vazquezeduardo

Eduardo Vázquez

Real Time Marketing

En la última Superbowl y gracias a las galletas Oreo, aprendimos  el concepto de “Real time marketing”. Una curiosa forma de llamar a lo que toda la vida ha sido “aprovechar la oportunidad”, “ser un aguililla” o “no dar puntada sin hilo”.

En este mundo, el del marketing y la publicidad, donde a cada cosa que hacemos le ponemos un nombre (si puede ser en inglés), lo transformamos en disciplina (si puede ser digital) y creamos un caso (si puede ser de éxito) los señores de Oreo nos explicaron cómo su forma “habitual de trabajar” consiste en tener equipos combinados agencia-cliente que están atentos a cualquier oportunidad que surja en cualquier momento, para reaccionar a tiempo y poder crear acciones tan baratas y notorias como la citada que, por cierto, resumo en tres  líneas para aquellos despistados que aún no la hayan visto:

Durante la final de la Superbowl se produce un apagón. En ese momento, Oreo publica en su cuenta de twitter una creatividad que dice “Todavía puedes mojar en la oscuridad” y es retuiteada miles de veces. (sí, sí, ya sé que en inglés suena mucho mejor)

  Oreo

El caso es que el otro día escucho un caso que me parece una aplicación espectacular de “real time marketing”:

Una mujer llamada Lindsay Crumbley Scallan hace submarinismo en Hawaii en agosto de 2007. Lleva una cámara submarina que se le escurre de la muñeca y pierde en el mar, ella imagina que para siempre. El caso es que en febrero de 2013, alguien lo encuentra en Taitung (Taiwan) ¡Casi 6 años después, a 8.000 km de distancia!

Canon powershot

Lo “publicitario” de la historia es que quien la encuentra  es Douglas Cheng, directivo de la compañía aérea taiwanesa China Airlines, que decidió que aquel insólito hecho tenía que tener alguna aplicación publicitaria, así que abrió la cámara y ¡sorpresa! Las fotos estaban intactas.  La compañía abrió el perfil  “China Airlines is looking for you” donde publicó las fotos y animó a sus usuarios a que ayudasen a buscar a su propietaria difundiéndolas y compartiéndolas con sus contactos, con un espectacular resultado: a las 36 horas localizaban a la propietaria, a la que invitaron a viajar en uno de sus vuelos (gratis, claro) a recuperar la cámara perdida y de paso hacerse unas fotos y expandir la historia para hacerla lo más grande posible.

China Airlines profile

Las malas lenguas dicen que lo de Facebook no fue más que un montaje, porque en realidad a Lindsay la localizaron porque las fotos eran de un crucero y que, si tienes las fotos (fechadas) del día que sale un crucero, sólo tienes que llamar a la compañía para que te den la lista de pasajeros y poder localizarlo, lo que, bajo mi punto de vista, no sólo no le quita mérito a la acción, sino que creo que le otorga brillantez y que debe formar parte de la leyenda.

¿Y nadie echa de menos algo? ¿Nadie se ha preguntado de qué marca era la cámara o la carcasa que la protegía? ¿No les parece que Canon (era una Powershot de la marca citada) debería haber hecho algo al respecto? 6 años bajo el agua, 8.000 kilómetros y la tarjeta de memoria intacta.  En fin, tendrán que esperar otra oportunidad así, o contratar una tortuga submarina, como la que activó la Nikon que perdió un sargento holandés en Aruba y que apareció en Miami 6 meses después con el viaje grabado gracias a la curiosidad del reptil camarógrafo.

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

Empecemos por los principios. Bankia

Me gusta la campaña de Bankia, creo que está anclada en un insight que no es muy difícil conocer (lo gritan en la calle millones de personas constantemente e incluso tiene onomástica: el 15M) pero que es muy complicado de abordar: “Los bancos son unos ladrones”.

Algunos creen que lo han trabajado en sus campañas, pero se han excluido a sí mismos. Santander, por ejemplo, habla de confianza, como si la gente pensase que todos los bancos son unos ladrones… menos ellos. Probablemente se basan en los balances de las entidades, en la liquidez o en la solvencia. KPI's financieros, no de comunicación. La verdad es que da igual si tu entidad lo ha hecho bien o mal, el insight en la mente del consumidor es: "todos los bancos son unos ladrones".

También es verdad que, como en la granja de Orwell, donde "all animals are equal, but some of them are more equal than others" con los bancos pasa lo mismo y el ciudadano que, probablemente, no distingue la catadura moral de los bancos, sí es capaz de diferenciar los resultados obtenidos y, por lo tanto, algunos bancos necesitaban trabajar más que otros este insight. Insight que, evidentemente, no hay que reforzar sino, en la medida de lo posible, "anular". Complicado.

En ese sentido, creo que Bankia ha trabajado muy bien, no sólo el concepto "empezar por los principios", sino que el tono de la comunicación ayuda. Una producción con aspecto de poco coste (bien) un reconocimiento de culpa (bien) y un balance del pasado que estoy convencido de que ha sido largamente comentado por los despachos de la agencia y el banco. Imagino que la tentación de un slogan tipo "miremos hacia el futuro" o "un paso al frente" habrán sido muy grandes. Valiente. Enhorabuena.

 

 

Pero aún queda mucho por hacer desde la comunicación y probablemente es la parte más difícil. Aún hay que tratar muchas ramas de este árbol tan dañado. Desde el PR ya estamos empezando a ver algunos pasos, esta misma mañana escuchaba a Goirigolzarri en el programa de Herrera en la misma línea y eso está bien, si lo hacen bien, lograrán que, en términos de SEO, cuando busquemos en Google la palabra Bankia nos encontremos noticias positivas. A fecha de hoy la primera página está copada por las pérdidas multimillonarias de la entidad. (Por cierto, que también está muy bien planteado que el lanzamiento se haga inmediatamente después de la publicación de los datos). Eso sí, a lo mejor habría que comprar palabras clave en buscadores, no sólo para la palabra Bankia sino para otras relacionadas como banco o principios.

Algo más complicado es modificar el sentido de los resultados cuando buscamos la palabra Bankia en blogs, donde la negatividad es bastante mayor, pero probablemente la incidencia de búsqueda especializada en blogs no sea tan relevante. Más habrá que trabajar la búsqueda de vídeos en Youtube, donde el anuncio comentado aparece en posición 11. Se pueden imaginar ustedes el sentido de los 10 anteriores (en realidad de 9. Hay uno neutro: corporativo).

Creo que es una apuesta muy valiente; alguno dirá que es la desesperación la que lo promueve y quizá sea verdad, pero no creo que eso le quite un ápice de valor. Creo que es, como dice la propia campaña... empezar por el principio; que es, al fin y al cabo, el primero de los principios.

Suerte

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

 

El año de la serpiente

Una periodista  que no existe, factura las columnas más caras que Vargas Llosa; el déficit del estado está repartido en cuentas por Suiza, entre tesoreros de partidos políticos y yernos de reyes; los políticos cobran más de lo que deberían (en tiempo y forma); los alcaldes no pagan sus fiestas, los presidentes no pagan sus trajes, los corruptos convictos no devuelven lo que roban. Y para colmo de males, en medio de todo este lío ¡Renuncia el Papa! Ya es oficial, de esta no nos salva “ni Dios”.

Como decía Teddy Bautista (por cierto, imputado por el caso SGAE) “Parece que anda suelto Satanás” y si de demonios y ángeles va la cosa, contra Belcebú lo único que nos queda es la ayuda de algún santo que nos asista. El más cercano en el tiempo es San Valentín. No está mal, al fin y al cabo es el santo del amor y, para los publicitarios, uno  de esos santos que nos ayudan a pasar el año: productos en edición limitada para regalar a la pareja, campañas de reconciliación con el género humano, las vallas de El Corte Inglés…. ¿Las vallas de El Corte Inglés? Pues no, resulta que El Corte Inglés, este año ha decidido dedicar el mes de febrero al Año Nuevo Chino (en las fotos, la lona que luce la tienda del Paseo de la Castellana en Madrid).

IMG00108-20130205-1557

IMG00106-20130205-1527

En realidad, uno pensaría que ya no nos queda ni el amor, que los grandes almacenes han optado por el dinero que viene de Oriente dejando de lado el afecto, que viene por Occidente. Pero no es verdad, yo sabía que don Isidoro, que todos los años felicita a mi mujer por su cumpleaños –por alguna razón a mí no me felicita nunca- y a todos por Navidad, no podía haberse vendido por unos yuans. No, don Isidoro no da puntada sin hilo y ha decidido enviarnos un mensaje. Fíjense si no: El sábado pasado, dio comienzo el año de la serpiente, ese animal tan bien comprendido en otras culturas (en la cultura china es símbolo de sabiduría y en la maya era símbolo de humildad) y tan mal entendida por la nuestra, que cuando alguien es muy malo le decimos que es una víbora.  Claro, que cuando uno tiene un buen puesto (en un partido político, en un ayuntamiento, en una comunidad autónoma, en una familia real, en una institución que gestiona derechos de autor o donde sea) en este país se vuelve adorador de otra serpiente, en este caso sí, muy bien vista por todos ellos: La “cobra”. Sí señores, ese es el encriptado mensaje que nos envía El Corte Inglés: Es el año de la cobra, el animal que mejor representa a este país donde todo el que puede… cobra.

Habrá que esperar un año (chino) para que se pase el año de la serpiente y llegue el año del caballo… bueno, no sé, quizás el año del caballo ya lo pasamos en los 80 y no sea buena idea volver.

De momento, sigamos haciendonos los tontos y ¡Feliz Año de la cobra! 

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

Secciones

Publicidad

octubre 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31