Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Crossumer

          por ,

2020. El triumfo del Augmented Reality!

Buceando en la red he ido a dar con un artículo que me ha parecido buenísimo para visualizar lcomo puede ser un futuro muy cercano si la aplicación de las nuevas herramientas sigue el ritmo acelerado que estamos viviendo.

Pasen y vean porque no hay película que se vaya a acercar a lo que podemos llegar a vivir;) ahí va el escenario relatado!!

"....Estamos en 2020, los dispositivos AR se han popularizado, más de la mitad los usa en su vida cotidiana. El más popular es el ARglasses, un par de gafas de lo más trendy, otros han optado por la nueva fantasía de lentes de contacto digital, con toda la capacidad de AR de arglasses y otros llevan nuevos dispositivos en mano. En 2020 el Augmented Reality ya se ha recuperado del momento hype que vivió a inicios de la decada, allá en los 2010 cuando se puso de moda. Ahora, en 2020, uno de los usos más desarrollados para el AR útil son las etiquetas inteligentes, que están en todas partes,  se utilizan principalmente para proporcionar datos de AR, para localizar la información (en una tienda, por ejemplo), o para añadir una capa de AR a algo con movimiento, como un vehículo ... o la ropa.

Aquellos primeros vestidos AR parecían adornados con incrustaciones de diamante  cuando los veía a través de mis gafas AR. Ahora son el hit de la temporada, el outfit AR,  exquisitos diseños de fantasía, con mucho brillo, el bling bling en su máxima expresión. Pero la última tendencia son unos novísimos y extremados diseños que parecen hechos de un material que nunca podría ser real. Anoche, vi a alguien en un par de pantalones de fuego......" El mundo del 2020 es Faketastic!!!

Ficción o realidad, más realidad que ficción:) recomiendo leer el relato en su VO, quizás ahora parezca para pasar un buen rato pero una mañana te puedes despertar y ver que ese es tu mundo, que no te pille sin tus ARglasses si quieres verlo con el prisma que te toca vivir;)

Porque parece que según el autor, solo con un par de innovaciones o desarrollos en la tecnología AR todo eso es más que posible, real. Y de la moda y la ropa virtual a todos los otros sectores que beben del marketing de este sector.

De momento en 2010, mi objetivo es más modesto seguir tratando las tendencias para este año, las que podemos aplicar a ese consumo, a la comunicación, las que se derivan y se aplican a los medios sociales, al marketing,  al producto, al retail....al entorno de la empresa y de la marca, os espero en el próximo Seminario de Tendencias, vamos ya por la Tercera Edición:) 23 de Marzo!!!

Igualmente el relato me ha fascinado, me ha hecho soñar y me ha demostrado que estoy en el buen camino;)


Bookmark and Share

Los lunes al sol…y playa.

Han sido tres años de intenso trabajo y dedicación a The Cocktail Analysis. En este tiempo, que,  honestamente, se me ha pasado en un abrir y cerrar de ojos, me han sucedido cosas maravillosas; la libertad con la que he podido trabajar, gracias a la generosidad de mi socio y amigo Felipe Romero, me ha permitido llevar a cabo estudios apasionantes, escribir un par de libros, bastantes más artículos, bloguear, tweetear, adentrarme, profundizar, reflexionar y vivir desde dentro  los cambios que se están produciendo en el mundo del marketing, conocer a mucha gente nueva ilusionada con su trabajo….En fin, la lista es bastante larga.  Ya imaginan lo que viene a continuación, ¿verdad? Pues sí,  cierro esta etapa de mi vida profesional y le doy al botón de “restart”.

Como mi nombre está bastante ligado al de The Cocktail Analysis, creo que es importante hacer algunas aclaraciones que eviten  perjuicios a un proyecto maravilloso, que estoy seguro que continuará desarrollándose como hasta ahora,  si no mejor, y a unos compañeros a los que tengo mucho que agradecer. Créanme, aunque tal vez yo era la cabeza más visible, no era la única pensante. Vamos, sin ánimo de pecar de nada, me atrevo a decir que en el momento actual era la cabeza más prescindible del fantástico equipo que hemos conseguido consolidar en este tiempo.

¿Y por qué me voy? ¡Me alegra que me hagas esa pregunta! Jajajaja Pues mire usted, hay dos motivos sólidos confesables, y algunos de menor calado que no merece la pena ni comentar. Dentro de los confesables, a su vez,  diría que hay uno de carácter más racional y objetivo, y otro que es claramente emocional (no puedo evitar hacer este tipo análisis; soy un enfermo, lo sé). El racional: creo que he terminado lo que tenía que hacer y me apetecía en The Cocktail Analysis: contribuir modestamente a definir, posicionar y construir una marca diferencial en el  más que anodino mercado de la investigación comercial. Estos objetivos más o menos ya se han cumplido, a juzgar por la notoriedad alcanzada y los comentarios que nos han ido llegando.  El emocional: soy un “culoinquieto” que necesita fijarse nuevas metas y desafíos cada poco porque no sabe disfrutar de las cosas que consigue (este síndrome tiene un nombre, pero quiero profundizar en ello, no vaya a ser que se convierta en motivo de preocupación para mi familia ☺).  Bueno, y ahora dejo abierto un turno de ruegos y preguntas para quien desee profundizar. ¿No hay preguntas? ¡Se acabó el tiempo! Bien, pasamos al futuro, pues.

Ufff, futuro…. ¡qué pereza!  ¿No? Con la que está cayendo….y lo que vaticinan los expertos (a los que,  si leyeron mi artículo en los números 1.284 y 1.285 de la revista Anuncios, ya saben que prefiero desoír) Antes de poderme fijar esas nuevas metas, creo que necesito moderar el paso -que me he impuesto yo solito-, descansar al menos un par de meses para poner orden a las ideas, y terminar con calma algunos proyectos que arrastro.

Lo más inmediato debería  ser centrarme en la promoción del nuevo libro (ya lo estoy haciendo, ¡pero qué morro!) y terminar un tercero en el que intentaré, con modestia,  reflexionar sobre cómo creo que debería ser la comunicación de las marcas en este mundo en el que todo ha cambiado, y, dicho sea paso, estamos todos más desorientados que Juan “El Golosina” en Supervivientes. Me dirán que ya se ha dicho demasiado. ¡Eso mismo pienso yo! Creo que se ha dicho tanto que hace falta tomar un poco de distancia y ver qué cosas son ciertas y qué otras  espejismos…o, incluso, delirios. No sé a ustedes, pero a mí me falta perspectiva para ver el agua clara. 

¿Después? Pues ni idea, oiga.  Bueno, no, alguna idea sí que hay, pero necesito enamorarme de ella antes de decidir si quiero realmente abordarla. De momento sólo hay sexo entre nosotros. Me excito con demasiada facilidad, y no quiero que la cosa acabe como siempre acaba cuando me excito demasiado. ¡¡¿Yatá??!! (déjenlo, esto es un guiño  a mi pareja y las demás integrantes de mi harén)

La mala noticia para ustedes es que tendré más tiempo para escribir, y si la pereza no me vence (creo que me estoy volviendo un poquito procastinador), me asomaré por la blogosfera y demás medios sociales con más frecuencia. Básicamente,  con la intención de compartir reflexiones (léase, comeduras de tarro que les trasladaré) que vayan surgiendo en el proceso de elaboración de ese nuevo libro.  ¡Señor,  dame fuerzas! Que yo no soy César Vidal y el negro de Ana Rosa, viendo como están las cosas por aquí,  ha decidido regresar a África.

¡Y eso es todo! Me bajo a la playa un ratito antes de que los abuelos planten la toalla, la sombrilla…y unas tomateras si les dejan, no dejándonos a los demás ociosos ni un milímetro en primera línea.
Sean buenos ¡Feliz verano a todos!

PD. No me envidien. No escribo desde una playa paradisíaca del Pacífico (se lo habría dicho, para hacer daño), sino desde Mataró. El finiquito no daba para más….jajajajaja

¡Menudo homenaje!

Llevo varios días tarareando la cancioncita del anuncio de Seat Ibiza. No me puedo sacar el estribillo de la cabeza. ¡Hasta me la he bajado legalmente de iTunes! Justo ahora que había conseguido expulsar a la machacona Tenía tanto que darte, de Nena Daconte. .

Esta mañana, cuando me disponía a escribir un ratito, me ha asaltado de nuevo la melodía. ¿Para qué reprimirme? He pensado. Como la canción legalmente descargada la tengo en el iPhone, me he ido a YouTube para buscarla, y ya de paso verle la cara a los autores de la versión del clásico de Alphaville. He tecleado "Forever Young Youth Group" y....

¡Recórcholis! No sabía yo que también el videoclip de la canción había inspirado el spot. Vamos, como dos gotitas de agua:

Y no estaba muerto... no, no. Tendencias Social Media 2009

Que estaba haciendo estudios...leré, lerele, leré, leré.....Ya ven, de buen humor que está uno. Y es que me ha hecho una ilusión tremenda comprobar que en Anuncios aún no me han retirado la licencia de blogger oficial. Pensaba que al ingresar mi usuario y password en la plataforma a través de la cual publicamos en este espacio me saldría el siguiente mensaje: LA AUTORIZACIÓN PARA PUBLICAR CHORRADAS LE HA SIDO REVOCADA.:))

No sé si comenzar el post con un "como decíamos ayer" al más puro estilo Fray Luis de León...No, la verdad, prefiero no hablar demasiado sobre el tema que abordé en mi último post; mejor dejamos descansar a los difuntos. Y hablando de muertos...al final, con tantos días de fiesta de por medio, no me ha quedado claro si la blogosfera ha muerto o no. En serio, he meditado poco sobre el devenir de este fenómeno, pero si me fijo en lo que sucede a mi alrededor (que puede que sea bastante geek y, por consiguiente, tal vez sólo representativo de una tendencia a medio-largo plazo), sí que observo un giro hacia la publicación de contenidos y establecimiento de conversaciones cerradas a través de las redes sociales. El nivel de "ruído"  de la blogosfera, a mi paracer, se ha vuelto ensordecedor, y cada vez resulta más complicado dar con contenidos que resulten relevantes. Estoy convencido que tiene que haber por ahí decenas o cientos de personas que estén aportando enfoques interesantes sobre la evolución del consumidor, pero a mí me cuesta dar con ideas disruptivas que partan de análisis rigurosos de lo que sucede en la realidad,  y no que se queden en un nivel meramente descriptivo o epidérmico. Pero bueno, tal vez sea ésta una percepción muy personal....

Les quiero dejar -espero que por poco tiempo- con un clásico de estas fechas: las predicciones de tendencias para 2009. Aquí tienen una relación de los titulares que le han brindado a Marc Cortés, editor de interactividad.org, algunos profesionales españoles -entre los que me cuento- a los que ha pedido opinión sobre lo que nos depara este ejercicio en el mundo 2.0:

Cesar CalderónSocio Director de Autoritas Consulting y Coordinador de Lasideas.es
“Los partidos políticos españoles se lanzaran a la red”

Marc Cortés: Profesor ESADE, gestor desarrollo negocio “e-laCaixa” y Blogger
“los Social Media nos permitirán pasar del “individuo” a la “comunidad”

Fernando Egido: Director de Negocio Digital, Caja Navarra
“2009 tiene que ser el año en el que se consoliden los estándares que permitan gestionar la identidad digital de las personas”

Marek Fodor: Socio fundador de Atrapalo.com y emprendedor del sector de Internet
“Redes sociales intentarán meterse en ecommerce sin mucho éxito”

Albert García Pujadas: Socio y Consejero de NIKODEMO
“Será imprescindible encontrar y afinar la auténtica voz de la marca”

Victor Gil: Socio Director en “The cocktail analysis”
“Facebook va a crecer a un ritmo bastante mayor que Tuenti”

Javier Godoy: Socio y Director de Estrategia de Inspiring Move
“2008 será probablemente el último o de los últimos años de la "prehistoria" de lo que yo llamo ‘sociabilidad digital”

Xavier Guell: CEO de Tendencias.tv
“Habrá que encontrar la manera de generar que la red y los programas en directo se encuentren “

Raúl Hernández González: Consultor (anónimo)
“El fenómeno del “2.0” ganará consistencia”

Joan Jiménez: Brand Angel (+joanjimenez)
“Todas las marcas van a tener que ser necesariamente sociales”

Javier Martin: blogger y emprendedor (loogic)
“En Internet hay grandes oportunidades para ahorrar costes y mejorar estrategias”

Jose Antonio del Moral: CEO de Alianzo
“Interaction with customers will be done only with Web 2.0 tools”

Icaro Moyano: Director Comunciación Tuenti
“2009 será el año de las métricas”

Sebas Muriel: Director General de Red.es
“2009 será el año en que muchos pedirán ver la “utilidad” del Social Media“

Pol Navarro: Director de Canales e Innovación del Banc de Sabadell
“Los directores de marketing y comunicación de las empresas, deberán evolucionar su rol y sus competencias, avanzando hacia el "director de comunidad"

José Luis Orihuela: Profesor Universidad de Navarra y Blogger
“Facebook meets Second Life, y eso será el futuro”

Juan Luis Polo: Director General de Territorio Creativo
“Hay mucha tarea de aprendizaje para los anunciantes, las agencias... y los social media”

Genis Roca: Socio Director de RocaSalvatella
“Si eres un purista 2.0 (las empresas) no podrán contar contigo, pero si estás dispuesto a sentirte confortable en la 1.5 estarán encantadas de que les ayudes”

El documento completo, que creo que merece la pena, se puede descargar aquí. Mi enhorabuena a Marc por la iniciativa.

Qué dice sobre nuestro sector la crisis de mobuzz.tv

Sábado 8 de noviembre. 10:37 a.m. Reviso en qué punto se encuentra la captación de fondos iniciada a comienzos de la semana por Mobuzz entre su audiencia. Lo alcanzado hasta el momento no está nada mal, si tenemos en cuenta que se trata de 30.000 euros, pero se encuentra muy lejos del objetivo -desorbitado- que se habían marcado (120.000 euros). ¿Qué sucederá con Mobuzz.tv a partir de ahora? Supongo que pronto lo sabremos. Personalmente confío en que guarden un as en la manga y que no se vean abocados al cierre. Es una lástima que una iniciativa que ha sido avalada por la audiencia expire de una forma tan injusta.

No soy quién para dar lecciones de marketing a nadie, pero tampoco puedo ni quiero morderme la lengua acerca de lo que me sugiere este episodio. El otro día Eduardo Madinaveitia se preguntaba en Casi Enteros (una bitácora que, por cierto, recomiendo) si las dificultades de proyectos como el de mobuzz.tv o Zattoo para garantizar su sostenibilidad económica pudieran ser indicios de que "la televisión por Internet ¿Se adelantó a su tiempo?". Pues bien, me gustaría reproducir aquí lo mismo o algo parecido a lo que escribí en su apartado de comentarios.

En mi opinión, que un proyecto de Web TV, como mobuzz.tv, que cuenta con una audiencia fiel de centenares de miles de usuarios -cuyo perfil, intuyo, podría ser muy suculento (early adopters, influenciadores...)- fracase por la imposibilidad de captar en publicidad mensualmente 50.000 míseros euros, sólo evidencia una cosa: que buena parte de los anunciantes y quienes les asesoran en materia publicitaria (agencias creativas y de medios) continúan desaprovechando de forma obscena las oportunidades que les brindan los nuevos medios.

Honestamente, teniendo en cuenta la difusión -incluso internacional- que ha tenido la crisis de mobuzz.tv, no me cabe en la cabeza cómo ninguna marca ha aprovechado la coyuntura para meterse en el bolsillo a esa audiencia que teme la desaparición de su videoblog favorito. Lo fácil y barato que podría ser presentarse ante esta gente como el 'salvador' de sus intereses. En fin, ya de por sí me cuesta entender que iniciativas como tendencias.tv o la propia mobuzz.tv se les vean y se las deseen para captar publicidad: las agencias de medios deberían estar persiguiéndoles por los pasillos! Cuentan con audiencias a las que es prácticamente imposible llegar a través de otros medios, y manifiestan una total flexibilidad para acciones especiales. ¿Dónde está problema?, ¿Qué es lo que temen?, ¿No será un asunto de comodidad?

En resumen, querido Eduardo, respondiendo a tu pregunta, no creo que las televisiones por Internet se hayan adelantado a su tiempo; más bien se trata de que el marketing y la publicidad aún no vive en el suyo.

Caridad 2.0: El futuro de mobuzz.tv en tus manos

Me asomo fugazmente por este espacio para ponerles sobre la pista de uno de esos acontecimientos que podría marcar un antes y un después -al menos en nuestro país- en el devenir de esto que hemos acordado en llamar Web 2.0, así como de la cultura del "todo gratis".

Se trata de una iniciativa que ha puesto hoy  marcha mobuzz.tv -uno de los canales de Web tv con más trayectoria y mayor audiencia en España- a través de la cual pretende recaudar entre sus seguidores los recursos que necesitan para garantizar la continuidad de sus boletines diarios durante los próximos tres meses; nada menos que 120.000 euros.

En este vídeo que han puesto en circulación explican que la actual situación de crisis ha provocado que algunas campañas publicitarias que se esperaban no terminen de llegar. También comentan que, ante el panorama convulso que se vive en los mercados,  sus inversores les han pedido más tiempo antes de tomar la decisión de aportarles más fondos. Total, que no hay dinero para financiar los costes de producción,  y recurren a su fiel y entregada audiencia para que voluntariamente realicen aportaciones económicas que sufraguen los gastos de producción durante los próximos 3 meses, momento a partir del cual ellos confían que su situación se resuelva.


Salvar Mobuzz from Anil de Mello on Vimeo.

Lo más extraordinario es que sólo se han dado hasta el próximo día 9 de noviembre para alcanzar esta importante cifra. Eso sí, garantizan que si para entonces no han conseguido sus objetivos, devolverán a cada donante su correspondiente aportación. Desde esta página se puede seguir "en directo" y gráficamente el porcentaje alcanzado hasta el momento.

Nadie sabe cómo acabará esta historia. Desde luego, el objetivo que se han marcado es, en mi opinión, ambicioso, y el calendario extremadamente corto. También creo que hubiera sido positivo que las donaciones fueran nominales; ya sabemos que,  cuando somos generosos,  nos gusta que se sepa (por eso las cuestaciones se hacen en la calle y a la luz del día). En cualquier caso, creo que merece la pena seguir de cerca la evolución de los acontecimientos porque,  más allá de  este caso concreto,  es muy interesante el debate que se ha abierto en la blogosfera y twitter en relación a la predisposición al pago o co-financiación de contenidos que son de interés de los internautas. Es el propio consumidor quien decide el valor que tiene para sí mismo el producto y quien determina el precio. En este modelo la publicidad quedaría fuera del intercambio...¿Creéis que lo conseguirán?, ¿Qué os parece la iniciativa?

¿Está muriendo de éxito la blogosfera?

Blogs2¡Pero si se me había olvidado que tengo un blog! Bueno, de hecho tengo varios; uno en cada puerto (wordpress, typepad, la coctelera, blogger...) y todos igual de desatendidos. No sé, a lo mejor es que ha llegado el momento de que me corte la coleta bloguera...

El otro día escuchaba al siempre provocador Ícaro Moyano, responsable de comunicación de tuenti, decir que “afortunadamente hoy se abandonan más blogs que los se crean”. Él lo valora en clave positiva porque considera que en estos momentos se está llevando a cabo dentro de la blogosfera un proceso necesario de “selección natural” que, presumiblemente, dará como resultado la supervivencia sólo de aquellas bitácoras que aportan algo relevante y diferencial para sus audiencias potenciales. Nos ponía como ejemplo de insensatez la infinidad de blogs consagrados a reproducir las noticias y rumores relacionadas con Apple. Al final, todos postean puntualmente sobre lo mismo, limitándose a personalizar la nota de prensa de turno -o lo que es peor, el post de un tercero- con alguna intrascendente opinión. Es decir, se utiliza una nueva entrada de un blog para lo que fácilmente se podría resolver haciendo un comentario en el lugar del que parte la información. Pero no, a todos nos encanta ver cómo crecen las estadísticas de nuestro blog, aún cuando no se moneticen las visitas con publicidad o cualquier otra fórmula de ingreso.

El otro día recordaba jocosamente con un amigo -también bloguero- que antaño, cuando un inmigrante digital llegaba alrededor de los 20, dejaba de ‘monitorizar’ el crecimiento de ciertas partes de su anatomía -básicamente porque a esa edad ya había dado de sí todo cuanto podía-, para empezar a medir el ritmo al que iban ganando terreno las entradas o las canas. Hoy entre los nativos digitales el tema ya no va así; cuando tienes 15 años lo importante es que el número de firmas que alcanzas en tu post diario de Fotolog supere al de tus colegas del instituto. Para conseguirlo se recurre sin reparo a cualquier tipo de práctica, incluyendo el chantaje (o me firmas o no te firmo) o el soborno (tú me firmas una vez, yo te devuelvo dos). Al llegar a los 20, lo verdaderamente importante en la vida es el número de amigos con los que cuentas en tuenti o facebook. A los 30 sólo son relevantes las métricas de tu blog. Es curioso, cuando llegamos a los 30 todos pensamos que tenemos algo relevante que decir, y como todos, o casi todos, contamos con una microaudiencia a la que dirigirnos, es muy tentador abrir una bitácora. El resultado es un nivel de ruido verdaderamente ensordecedor.

Comparto con Ícaro la sensación de que esta absurda lucha por la audiencia, que emula la competitividad entre los medios convencionales, ha conseguido desnaturalizar la esencia de la blogosfera. A medida que ésta ha ido creciendo, el monólogo ha ganado parcelas de terreno cada vez más extensas, en detrimento de la conversación, del diálogo, de la discusión de ideas. Paradojas de la vida, el fenómeno blog, por su tendencia a la unidireccionalidad de la comunicación, cada vez presenta más similitudes con los medios tradicionales. De hecho, a nadie se le escapa que en muchas ocasiones lo único que diferencia a un blog de, por ejemplo, un diario online, es simplemente la forma de organizar y presentar los contenidos. Sepan ustedes que buena parte de los blogs españoles más reconocidos están profesionalizados; cuenta con redactores a sueldo que saben que su misión es atraer audiencias a las que exponer a la publicidad contextual o gráfica que circunda a sus contenidos. ¿Eso es un blog? Si lo es, que alguien me explique por qué ElPaís.com no es un blog.

En fin, curiosa la deriva de un fenómeno en el que tantas expectativas había depositado la sociedad civil. ¿Está muriendo de éxito o lo están matando de éxito?

Les lanzo una pregunta para que reflexionen durante el fin de semana: ¿Qué responsabilidad tiene la publicidad -más bien el dinero que mueve- en la desnaturalización del fenómeno blog?, ¿Podría ser una nueva demostración de la capacidad de nuestra industria para corromper casi cualquier fenómeno de expresión alternativo que despunte? Está claro que es legítimo, no hay ninguna ley que lo prohiba. ¿Es ético?, Ya saben, la eterna pregunta: ¿El fin justifica los medios? Mejor dicho, ¿Un EFI justifica los medios? Por cierto, mi enhorabuena a los premiados, ;-))


¡Salvemos a Lois! Una gran marca que se lleva por delante más de 400 empleos

¡Qué agotamiento! ¡Cómo aburre el tema  crisis! Vayas por donde vayas, leas lo que leas, hables con quien hables…crisis, crisis, crisis.  ¡Pero si soy yo el que saco el tema a la primera de cambio!

En todo caso, aunque ciertamente cansino, no vean si nos dio juego el asunto la semana pasada. ¡Me encanta que se entablen conversaciones cruzadas en los comentarios a las entradas de este blog! No sé si ustedes las suelen leer, pero yo les recomiendo que lo hagan, pues tienen bastante más interés que lo que yo escribo (lo cual, todo sea dicho, tampoco es que sea muy difícil, porque últimamente estoy de un espesito…). De verdad, a mí me hace mucha ilusión recibir en el e-mail el aviso de que alguien ha comentado una entrada. En cuanto lo recibo, dejo lo que esté haciendo, y vengo rápidamente al blog a leerlo y a responder, si procede.  Permítanme, pues, que agradezca públicamente  la  aportación que hacen a esta bitácora tanto  los comentaristas ‘de plantilla’ –como Angua, Observator...- como los que se asoman de forma más esporádica, al tiempo que les animo a todos a unirse a la conversación. ¡Pruébenlo! Es entretenido. ¡Todos los puntos de vista cuentan!

Salvemosalois Igualmente, hoy me asomo a esta bitácora para darles a conocer una iniciativa popular, surgida desde Intenet, que tiene como finalidad intentar dar con una solución que evite el  cierre de las factorías españolas de la compañía Sáez Merino, que anunció su liquidación a mediados de la semana pasada, al no poder hacer  frente a las deudas acumuladas. Como muchos saben, el grupo Sáez Merino es propietario de enseñas españolas de textil tan emblemáticas  como Cimarron, Caroche, Caster y Lois.  No obstante, la principal consecuencia de la quiebra, por encima de la incierta desaparición de una marca icónica como Lois,  es la pérdida del empleo de las más de 400 personas que trabajaban en los centros  que esta empresa  mantenía en Valencia y Ciudad Real.

Hace años que no compro ningún vaquero de Lois, pero me deja una amarga sensación que vaya a desaparecer una enseña emblemática que forma parte de nuestra historia reciente, y que, por lo que significa para mucha gente, mantiene un gran potencial. ¿Podemos hacer algo para garantizar la continuidad de Lois y el empleo de centenares de trabajadores que se quedan en la calle? Será difícil, pero quién sabe si la capacidad de impulso de iniciativas sociales que ofrecen las redes sociales, podría hacer que obrara el milagro.

Lo primero que hicimos tan pronto como se conoció la noticia, fue crear un grupo en Facebook con el nombre ¡Salvemos a Lois! ¿Quieres apuntarte a colaborar? Pretendemos que éste no sean  un grupo de Facebook al uso, de esos en los que uno se apunta, suelta una leve sonrisa, y si te he visto no me acuerdo... No perdamos de vista que está en juego el sustento de las más de 400 familias de los trabajadores que se han ido a la calle, así como la subsistencia de una de las marcas españolas más emblemáticas. Por tanto, ya sea por conciencia social, por afinidad con la enseña o, sencillamente, porque te pirran  unos Lois ajustaditos, y no quieres que se dejen de fabricar, toca mojarse. ¿Y cómo? Pues  ya iremos viendo. Lo primero es que entre todos pensemos acciones concretas.

De momento, hemos creado un microsite (http://rescataralois.ideascale.com/) al estilo menéame o digg a través del cual podrás subir ideas, así como valorar y comentar las que han propuesto otros. El interfaz de la aplicación está en inglés, pero creo que se entiende bien, y es bastante intuitivo.

Dentro de este microsite hemos diferenciado dos categorías de ideas: Diagnóstico y Soluciones. En la primera podremos subir reflexiones que ayuden a entender a la comunidad a entender cómo ha llegado Lois a la situación actual, y en la segunda, ideas que consideremos que podrían relanzar las ventas, asegurando la viabilidad de la compañía.

Es importante que participemos todos, ya sea proponiendo, comentando o, sencillamente, valorando. Que nadie se eche para atrás: ¡todas las ideas son válidas hasta que la comunidad demuestre lo contrario! Valen todas las propuestas y aportaciones, incluso las más locas.

Por favor, no perdamos de vista que el objetivo es garantizar el empleo de las personas que se han quedado en paro. ¡No vale proponer que deslocalicen el 100% de la producción! Vamos, que la idea no es que los dueños de la compañía se encuentren con brillantes aportaciones para vender la marca a un mejor postor...De hecho, el propósito es hacer llegar las ideas que generemos tanto a la compañía como a los representantes de los trabajadores, responsables políticos y medios de comunicación. Ni que decir tiene que cuantos más seamos, más ideas y propuestas seremos capaces de generar.

Aunque es evidente que nadie va colaborar por el incentivo, nunca está de más ofrecer algo. ¡Regalaremos un ejemplar del libro Crossumer para las 5 ideas que el día 31 de octubre a las 12:00 horas (península) tengan más votos! Por tanto, si subes una idea, por favor, pon tu nombre entre corchetes en el título de la misma.

http://rescataralois.ideascale.com/

En cualquier caso, partiendo de que este es un proyecto abierto a todos, se admiten sugerencias o propuestas complementarias o alternativas a este microsite de ideas.

¡Salvemos a Lois!

Una marca para un nuevo orden

Banderas_ee_uu_ondean_frente_sede_b Es domingo por la tarde; es decir,  pre-lunes de bajón para todos los efectos. Últimamente, como no tengo demasiado tiempo disponible, escribo todas las entradas de este blog en domingo por la tarde, y, claro, pasa lo que pasa: soy incapaz de contarles cosas alegres o divertidas. ¡No puedo con los domingos por la tarde! Tengo que cambiar de hábitos para escribir. Incluso barajo la posibilidad de tomarme "libre", por ejemplo, la tarde de los miércoles y trabajar la de los domingos. Quiero escribir sobre cosas positivas, que me animen e ilusionen a mí y a quienes me leen, pero los domingos a estas horas, generalmente, no me salen.

Y no sé ustedes, pero yo necesito que alguien (persona, institución, medio de comunicación o marca)  me ayude a desdramatizar las consecuencias de la crisis, o al menos a relativizarlas. Como consumidor, echo de menos una marca que me diga: "¿Que es cierto que el sistema se hunde? Pues mira, a lo mejor no es tan catastrófico como nos lo pintan".
Está claro que si el sistema financiero se viene abajo es porque, como el propio Bush nos ha explicado, “la mano invisible”,  en lugar de ocuparse de que todo funcione manera orgánica, se dedica a repartir mamporros en Wall Street. Vamos, en roman paladino: que el mercado ya no chuta.  ¿Y por qué debemos entonces dedicar tantos recursos para reflotar un barco que tiene el casco lleno de grietas?, ¿Cuáles serían a medio plazo las consecuencias de que el sistema se viniera abajo?, ¿Acaso estamos convencidos de que no existe una alternativa mejor?, ¿Estábamos conformes con la deriva del sistema antes de la inminencia del crack?, ¿De verdad  queremos salvar un modelo que nos quiere obligar a trabajar  60 horas semanales casi hasta el límite de la esperanza de vida?, ¡Venga! ¿Necesitamos abogar por un orden que sólo sabe crecer a base de sacrificar avances sociales o a costa de empobrecer a otros?,  ¿Vamos a tolerar impasibles que se inyecten al sistema financiero unos recursos que podrían haber acabado en cuestión de semanas con el hambre en el planeta? Lo sé, mi reflexión es harto naïf, pero me gustaría tanto que me lo dijera una marca…

Estoy convencido de que lo único que puede hacer remontar las dificultades que nos aventuran, por encima de los políticos y las instituciones del mercado, es el optimismo (si, ya sé que en esto coincido con ZP...);  la promesa de que lo que viene no tiene por qué ser necesariamente peor que lo que, en todo caso, ya nos deparaba el futuro. Es en la economía donde mejor funciona lo de la “autoprofecía cumplida” ¿Por qué no ilusionar e ilusionarnos con la llegada de un nuevo orden? Por cierto, ahora que lo pienso, tal vez podría ser ésta la misión de Spoonch!,  esa cibermarca de nada y de nadie que busca su misión en este mundo... En fin, eso, que veo una oportunidad clarísima para la primera enseña que levante esta bandera. A mí me seduciría, ¿a ti?,  ¿Quién se anima a proponérselo a su cliente o jefe en la próxima reunión?

Perfil de Facebook de Víctor A. Gil Mártil

Apuesto a que encuentro 100.000 personas que detestan a José María Aznar

Grupo_aznar

No, no piensen que en el título del post va implícita declaración pública alguna sobre mis filias y fobias políticas; prefiero reservarme mi opinión sobre el ex presidente del gobierno para  la intimidad. En realidad, el título del post replica el  nombre de un grupo de Facebook creado por un tal “Fet E. Stinks” (tiene pinta de ser un pseudónimo) y que, en el momento de escribir estas líneas, cuenta con nada menos que 19.251 miembros. No es uno de los grupos más grandes de Facebook, pero no está nada mal. ¿Y cómo he llegado a conocer sobre la existencia de este grupo? Podría haber utilizado el buscador que incorpora la aplicación, pero no ha sido el caso. Aunque los usuarios de Facebook ya se lo imaginan, para aquellos lectores que  aún no han sucumbido a esta corrala 2.0 (a la que, por cierto, estoy cada día más enganchado, tal vez porque no hace mucho que he sido atrapado en sus redes), es importante aclararlo: a través de una pestaña de la aplicación -que en el nuevo interfaz se llama “Noticias”-, cada usuario recibe puntual información sobre cualquier actividad realizada en esta red social por sus “amigos”. Por supuesto, también se nos informa sobre los grupos a los éstos se van adhiriendo.

Y así es como conocí hace ya algún tiempo el grupo “Apuesto a que encuentro 100.000 personas que detestan a José María Aznar”. Varios de mis amigos en Facebook se han inscrito en él (tranquilidad, no daré nombres), y cada vez que esto ha sucedido, la aplicación –que,  con bastante acierto,  supone que si algo le interesa a mis amigos, es probable que también me guste a mí- me lo ha recordado.

Gracias a esta funcionalidad de Facebook he llegado a conocer unos cuantos grupos que verdaderamente me han resultado interesantes, pero también (y esto es lo más interesante para un curioso/cotilla como yo)  me está permitiendo conocer algo mejor a mis “amigos”, con muchos de los cuales mantenía una relación superficial en el mundo real (nunca sé bien cómo llamar a lo que no transcurre sobre plataformas digitales), cuando no directamente inexistente. ¡Ya conozco infinidad de vicios y filias confesables (como los sugus o el jamón ibérico) de muchos de ellos!, ¿E inconfesables?, ¿Sé algo comprometido sobre ellos? La respuesta es, rontundamente: ... pero permítanme explicarme antes de que todos mis amigos de Facebook se pongan a temblar ante la idea de que pueda revelar alguno de sus oscuros secretos, ;-))

Es evidente que prácticamente nadie utiliza a sabiendas Facebook -o cualquier otra red social de opt-in- para compartir información de carácter personal que crea que puede perjudicar o alterar su auto-imagen, sin embargo, dada nuestra inexperiencia para manejar nuestra identidad en estos entornos, lo cierto es que lo acabamos haciendo sin darnos cuenta.

Hace ya casi medio siglo (1959) que el sociólogo Erving Goffman, referente intelectual clave del interaccionismo simbólico, se valió del “enfoque dramatúrgico” para explicarnos cómo el individuo se presenta de manera diferente, y encarna distintos roles, en función del grupo social con el que esté interactuando. Aunque puedan existir puntos de conexión entre los diferentes roles que asumimos, a poco que uno reflexione sobre su propia manera de presentarse y comportarse en diferentes contextos de interacción, se dará cuenta del carácter multidimensional de la identidad. Pero demos un paso más allá del rol social,  y descendamos al nivel de interacción interpersonal: al final,  desplegamos un patrón de comportamiento  diferente –dinámico, no fijo, eso sí-  con cada una de las personas con las que interaccionamos de forma cotidiana. Esto es así por cuanto que ninguno de nuestros interlocutores habituales es considerado unidimensionalmente;  como padre, hijo, hermano, compañero de trabajo, vecino o amigo. Así, puede que mi vecino sea también mi hermano, amigo y compañero de trabajo, y que en nuestra interacción concurran todos estos roles.

Afortunadamente, como animales sociales que somos, nos manejamos con soltura  en esta infinita maraña de roles socialmente pautados sin ser  apenas conscientes de ello en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, este proceso  se hace consciente, y los problemas surgen, cuando tenemos que interactuar de forma simultánea con personas con quienes el peso de uno de nuestros roles está más marcado. ¿Por qué cuando llegado el momento nos incomoda la idea de tener que presentar nuestra nueva pareja a la familia?, ¿Tal vez porque nos aterra que la abuela o un hermano carente de inteligencia emocional acabe relatando episodios de nuestra infancia que puedan alterar la imagen idílica que hemos construido a base de flores, viajes y cenas románticas?, ¿Quién no se ha sentido incómodo cuando hemos recibido la llamada de teléfono de un amigo cachondo estando en la oficina?

¿Y qué sucede cuando interaccionamos en redes sociales  como Facebook? Pues que, básicamente, adoptamos el mismo número de roles que en la interacción face to face (evaluando  con quien/es nos relacionamos en un momento dado), pero sin ser plenamente conscientes de que en realidad –siguiendo el símil de Goffman- actuamos en un escenario en el que están reunidas todas  “nuestras audiencias”. Por eso decía que, gracias a Facebook , conozco filias y fobias “inconfesables” de mis amigos. Maticemos: que algunos de ellos no desean confesarme a mí, Víctor Gil. Por ejemplo, estoy convencido de que algunos de mis “amigos” de Facebook inscritos en el grupo contra José María Aznar se  han adherido al mismo como un gesto de complicidad con alguno de sus allegados que se había apuntado previamente (quien con toda probabilidad ya conoce sobradamente sus inclinaciones políticas),  sin percatarse de que están compartiendo con todos sus amigos de Facebook una información personal -su filiación ideológica- que, casi seguro, si les preguntásemos,  considerarían de carácter  íntimo.

Es cierto que hay gente que controla de forma muy férrea con quién se relaciona en las redes sociales, pero por ahí circulan divertidos experimentos que inducen a pensar que no es lo habitual. Al igual que existe en sociología el concepto de “familia extensa”, el auge de las redes sociales reclama el nacimiento de la categoría “amistad extensa”. Vamos, que en Facebook no son necesarios los donettes para hacer amigos.

En fin,soy incapaz de ver en todas sus ramificaciones en qué medida el fenómeno de las redes sociales, que han alcanzado en estos dos últimos meses definitiva e irremediablemente el tipping point (sobre esto hablaré otro día), trastoca nuestra forma de construir la identidad, pero no me cabe ninguna duda de que de alguna manera lo hace. Lo que sí que veo de forma inmediata es lo que representa para la investigación del consumidor en entornos digitales (netnografía). En este terreno, creo que hay buenas y malas y noticias.

La buena noticia es que el carácter íntimo y personal de las conversaciones (en sentido amplio) que tienen lugar a través de las redes sociales de interacción,  le confiere mayor validez a la investigación etcnográfica  que explota estos contenidos con la intención de conocer lo que opina y demanda al consumidor. La mala noticia es que, para acceder a estos contenidos -a diferencia de lo que sucede en foros, blogs, microblogging...-,  necesitamos ser invitados/aceptados -sistema opt-in- por los usuarios, y eso supone un handicap desde el punto de vista de la representatividad, pues se instaura un sesgo cuyo impacto es difícilmente evaluable.

Por cierto, hablando de Facebook, por si a alguien, después del post,  aún le apetece que  me entere de sus secretos más íntimos (quién sabe, tan extendido está el voyeurismo como el narcisismo), ahí van mis datos de contactos :-)))

Perfil de Facebook de Víctor A. Gil Mártil

Secciones

Publicidad

julio 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31