Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    DNA Disruption

          por

La verdad necesita ser tan seductora como la mentira

  By... Dentsu Aegis Network

 

 

 

 

 

¿Las ‘fake news’ contribuyen a fomentar el pesimismo digital?

“Una verdad aburrida puede ser eclipsada por una mentira emocionante”. Aldous Huxley

Hillary Clinton vendió armas al ISIS; el papa Francisco apoya a Donald Trump para la presidencia de Estados Unidos; localizado un tren con oro nazi en un túnel de Polonia; Emilio Botín, asesinado por el amante de su hija…

 

20180320 Index - Fake news

En una época en la que a cada hora somos bombardeados por ingentes cantidades de información, surge el problema de lo difícil que es distinguir la que es veraz de la que no. Íntimamente ligadas al nuevo y polémico fenómeno de la posverdad, en el que manipular la opinión pública en favor de un interés concreto importa más que el hecho de que la información de base para hacerlo sea mentira, en las últimas semanas las noticias falsas se están situando en el centro del debate sobre hasta qué punto podemos confiar en los mensajes que recibimos a través de los canales digitales:

 

Recientemente, el Congreso de los Diputados debatió una proposición no de ley del Partido Popular para impulsar medidas que garanticen la veracidad de las informaciones que circulan por internet. Durante el debate, se ha incidido en la idea de que las fake news no son algo similar a los rumores y habladurías de la época previa a internet, sino un fenómeno íntimamente ligado a la tecnología.

A principios de mes, la revista científica Science dedicaba su portada de marzo a un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que revela que las noticias falsas se difunden en internet con mayor rapidez que las verdaderas, y que son las personas –no los “bots” automáticos– quienes más contribuyen a difundirlas.

 Y según el I Estudio sobre el Impacto de las fake news en España, de la consultora Simple Lógica y la Universidad Complutense de Madrid, un 86% de los españoles son incapaces de distinguir una noticia falsa de una verdadera, pero hasta un 59,5% creen que pueden hacerlo.

Este confuso escenario informativo contribuye a fomentar el escepticismo digital. El primer Índice de la Sociedad Digital, que Dentsu Aegis Network ha elaborado para medir el grado de compromiso con la economía digital de las sociedades de Alemania, Australia, China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia, revela que solo un 45% de los ciudadanos (un 48% en España) confía en que las nuevas tecnologías serán más beneficiosas que problemáticas. Una de las dimensiones analizadas por nuestro Índice, junto con el dinamismo y la inclusión, es la confianza. No cabe duda de que el escenario de confusión informativa no contribuye a paliar este pesimismo digital generalizado.

Como explicaba recientemente Sanjay Nazerali, responsable de estrategia global de Carat, en una entrevista a El País Retina, “el rol del marketing tiene que ser comprender cómo poner la verdad en una narrativa tan seductora como la de la mentira”. Precisamente, uno de los factores más importantes de las noticias falsas, además de su apariencia de veracidad, es que apelan a las emociones, lo que las hace más atractivas y contribuye a que se difundan con mayor rapidez.

Siguiendo la línea de pensamiento de Nazerali, la transparencia se alza como unos de los factores más sólidos con los que las empresas y los gobiernos pueden contar para consolidar el optimismo digital. El Índice ofrece un ejemplo de cómo la transparencia puede jugar a beneficio del sector público y el privado: la empresa de equipamiento deportivo Patagonia ha hecho pública su cadena de suministro, la que garantiza que la comunicación de sus procesos es veraz e indiscutible.

Las tecnologías digitales tienen un gran potencial para afrontar los retos sociales más urgentes, pero para ello es necesario contar con la simpatía de la sociedad. Debemos habilitar los mecanismos necesarios para que las noticias falsas y el fenómeno de la posverdad no eclipsen un futuro en el que el desarrollo tecnológico esté alineado con el bienestar social. Quizá el reto esté ahora sobre la mesa de editores, periodistas y comunicadores para conseguir que “La verdad sea tan seductora como la mentira”.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión


Secciones

Publicidad

julio 2018

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31