Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Diario de un ex becario

          por

Grand Prix para mi yo adolescente

 

Hubo una época en la que no importaban los premios, ni siquiera sabía de su existencia. Una época en la que los oros, las platas y los bronces sólo se entregaban en los Juegos Olímpicos de Sidney y en el Mundial de Francia. En la que no se analizaba todo hasta el extremo, que no se juzgaba el concepto o si la bajada era novedosa y la mejor posible. Una época en la que a lo mejor me sentía identificado o no en el anuncio, pero lo que seguro que no veía era un insight por ningún lado. Y ni idea de qué agencia lo había hecho. Ni de qué era una agencia más allá de las de viajes.

Una época más sencilla al fin y al cabo. En la que si algo me gustaba, pues me gustaba. Y si no, pues no. Sin tener que ir dando explicaciones de por qué, o de qué fallaba para mí. Simplemente me molestaban los anuncios que no me gustaban y los que sí, los comentaba con la gente, hacia bromas y seguramente, los repetiría hasta la saciedad, que yo era bastante pesado. Permitidme que hable en pasado, que si creéis que estoy equivocado, ya llegará un futuro en el que hoy sea pasado y pueda volver a hacerlo.

Y de esa época, hay algunos anuncios que recuerdo. Es posible que esos pocos anuncios fuesen haciendo mella en mi cabeza y por eso esté hoy aquí sentado delante del ordenador. También puede que no tenga nada que ver, quién sabe. Sea así o no, algunos de esos anuncios que para mi en su momento pillaron y a lo grande, fueron estas tres piezas de Renault. Y a día de hoy, creo que deberían seguir pillando.

 

Amunike

 

 

Prosikito

 

 

Tren Valencia

 

 

 

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

mayo 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31