Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    El Reboteador

          por

Más vale tarde que nunca

Vaya por delante mi enhorabuena a la Asociación de Marketing de España por el lanzamiento de su Código Ético de Marketing, aunque, como dice el editorial de Anuncios de esta semana, éste se haya hecho esperar.

Códigos similares existen, desde hace años, en otros países como Alemania, México, Colombia  e incluso en España donde ya existe un código ético de publicidad en las salas de cine que data del año 2002, si mi memoria no me falla, y que fue impulsado por compañías distribuidoras de publicidad como Movierecord.

El nuevo código de la AME “aspira a implicar a todas las empresas del sector ante la necesidad de responder a las demandas de una sociedad cada vez más informada y más exigente en materia de transparencia, coherencia y honestidad”

Está claro que es una declaración de principios y que no es de obligado cumplimiento para nadie, aunque la asociación ha acordado incluir este código como compromiso para todos sus asociados. 

Sinceramente, me alegro muchísimo porque ya era hora. Y reitero mis felicitaciones a la Asociación de Marketing y a sus directivos. Solo me queda desear que no quede en papel en mojado, como decía en la presentación del código el profesor de ética empresarial Joan Fontrodona.

 

Hay muchas cosas buenas en este nuevo código pero yo destacaría dos aspectos que atañen directamente a nuestra profesión publicitaria: “garantizar la claridad y transparencia en la comunicación de ofertas o de condiciones post-venta, y a evitar prácticas como el plagio y la difusión de rumores o información inexacta que dañen a la competencia”

Sin duda, un gran paso adelante en la relación de las marcas con sus consumidores y con sus competidores. O como dice una de las directivas de la consultora especializada que ha colaborado con la Asociación en la elaboración  del mencionado Código: “Así pasamos del Marketing responsable a la responsabilidad del Marketing”

 

De forma malintencionada, mente aversa la mía, he estado buscando entre las noticias de la presentación de este nuevo proyecto alguna referencia a los proveedores- ya os imagináis por qué- y la he encontrado: “También se invita a trabajar para favorecer situaciones de comercio y trato justo con proveedores”

¡Qué alegría me he llevado!

¿Quiere decir esto que a partir de ahora van a tratar y a remunerar justamente a las agencias de publicidad y medios que trabajan para sus asociados?

Tengo que reconocer que no conozco en detalle el nuevo código y que estoy escribiendo esto solo con la referencia de lo publicado en varios medios, pero me encantaría que en la parte que toca a sus proveedores publicitarios, tratara de responder a las demandas de una profesión más exigente en materia de coherencia, transparencia y profesionalidad, al igual que el bienvenido código trata de responder, en la parte del consumidor, a una sociedad más exigente e informada.

Y lo que sería de orgasmo total es que todas las asociaciones del sector publicitario, siguiendo el ejemplo de la AME, se pusieran de acuerdo en elaborar un código de ética que impulsara las buenas prácticas publicitarias.

Porque más vale tarde que nunca.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b53883401a3fcbdcc6e970b

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a Más vale tarde que nunca:

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

abril 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30