Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    El Reboteador

          por

Plañideras y quejicas

Dice el maestro Ricardo Pérez que no lloramos. Y que el que no llora…

Se queja un creativo a David Torrejón en su columna Punto contra Punto de la dictadura de las consultoras de marcas que no nos dejan contar historias.

Apunta el editorial de Anuncios que la campaña de la Academia de la Publicidad para felicitar a la RAE es un ejemplo de cómo el sector cuando se une, puede hacer cosas para reivindicarse.

Tres formas distintas de enfocar un mismo problema: el cada vez menos relevante papel de la publicidad en nuestra sociedad.

Voy a llevar la contraria a maese Pérez: llorar, lo que se dice llorar, si lloramos.

Y desde luego quejarnos por todo, también lo hacemos.

Y no hacer nada para cambiar nuestra decadencia, también lo hacemos.

Lloramos y nos quejamos todos los días, lo que pasa es que lo hacemos en el lugar equivocado. Casi siempre en la agencia o en el bar de abajo.

Y seguimos con los brazos cruzados cuando otros sectores de la comunicación nos soban el morro y nos arrebatan nuestro protagonismo como sector.

Otra cosa es cuando esto mismo se lo hacen a uno a nivel individual. Entonces se arma la de Dios es Cristo: ¡A mí nadie me toca…el ego!

Y ese es el gran problema de esta bendita profesión- oficio, lo llaman algunos- : el ego, el individualismo, el soy el mejor y la culpa es de los otros que no tienen ni puta idea.

No solo son pensamientos y comportamientos de los actores, también lo son de las compañías. Que es todavía peor.

Pero hay un problema mayor: la falta de un proyecto común que aúne a toda la profesión para lograr un objetivo solidario y beneficioso para todos.

Por eso, una acción como la de la Academia de la Publicidad es un ejemplo que podría ser la piedra angular para reivindicar el papel de la publicidad- y los publicitarios- y recuperar el prestigio perdido.

No me estoy refiriendo solo a la campaña de felicitación a la RAE, si no a la iniciativa para sentar a un publicitario en un sillón de la Real Academia Española.

Una acción que debería tener un mayor eco y una mejor respuesta entre todos nosotros.

Este podría ser ese proyecto común en el que todos estemos de acuerdo y que tanto necesita esta profesión. Basta de quejarse y llorar por los rincones de la agencia: apoyemos esta iniciativa que puede ser muy beneficiosa para el sector.

Para empezar deberíamos hacer que nuestra Academia sea mucho más grande, cuanta más gente estemos dentro mejor para todos.

La Academia no solo tiene la misión de lograr el reconocimiento de los grandes, también promueve la presencia de la profesión en la universidad y apoya a nuestros jóvenes, el futuro necesario de la publicidad. Y ahora con esa iniciativa puede ayudar a mejorar la percepción de la publicidad en la sociedad.

Por eso es necesario que todos seamos la Academia.

Ya hemos llorado y nos hemos quejado en exceso, ahora trabajemos todos juntos para demostrar, como dice el editorial de Anuncios, que cuando este sector se une, puede hacer cosas que pocos pueden lograr para reivindicarse.

¿A qué esperas?

O como diría Ricardo Pérez : ¿Tu, cueces o enriqueces?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b538834019affcfab13970b

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a Plañideras y quejicas:

Comentarios

fernando

gracias manolo.me gusta lo que dices y creo que la union en un colectivo como el nuestro es fundamental.reivindicar el papel de la comunicacion comercial empieza por mostrar orgullo de pertenencia.
un abrazo grande

Faustino

Cada vez que alguien me llama publicitario me entran ganas de llamar a la policial.

manuel verdura

Hombre Faustino, tampoco es para tanto. Peor sería ser tesorero del PP, por ejemplo. Aunque ahora tendrías vistas a la sierra. Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

junio 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30