Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Señales de humo

          por

Y por fin, Apple superó a Ford

Leyendo el titular, supongo que lo primero que le ha venido a la mente, amigo lector, es la capitalización bursátil de ambas compañías americanas. Pues no, no me refiero a tal, aunque debo reconocer que yo mismo, una vez escrito el título, he decidido buscar la evolución de la compañía de la manzana mordida. ¡Sorpresa! la empresa más chic del momento, 6 días después de presentar sus últimos lanzamientos: el Iphone 5S y el Iphone 5C, ha perdido ¡casi un 10%! ¿Qué significa entonces este titular? ¿Qué tiene que ver Apple con Ford?

Ford_t_1914

Y es que, en ese espíritu que mi lector habitual sabe que tengo al pensar que la historia siempre se repite, que tenemos que leer el pasado para interpretar el futuro y que la teoría del eterno retorno tiene una innegable aplicación práctica, por cierto bastante desaprovechada en los tiempos que corren, me gustaría hacer un pequeño análisis de la relación entre las dos compañías.

Ford es uno de esos ejemplos que los “marketeros” del siglo XX hemos estudiado y leído hasta la saciedad (Los del siglo XXI estudian y leen hasta la saciedad el caso Apple). Fue, como Apple, la compañía puntera, no sólo de su sector, sino de la industria de su época. Es cierto que Ford basó su éxito de ventas en la reducción de los costes de producción y el consiguiente coste competitivo de cara al consumidor final, algo que a Apple, ni se le pasa por la cabeza, pero el resultado final es que ambos lograron que sus productos fuesen adquiridos por millones de usuarios que se sentían plenamente satisfechos al poseerlos, especiales y admirados por el resto de los mortales. Ambos generaron lo que ahora llamamos (o mejor dicho, traducimos literalmente) “deseabilidad” y en ambos casos, la base del producto es la innovación pura y dura (El Ford T, por ejemplo, fue el primer automóvil de la historia con el volante a la izquierda) Ahora quizás no vemos muy claro la revolución que supuso el Ford T para la época, pero valga como ejemplo una curiosa anécdota: Aldoux Huxley situó su novela “Un mundo Feliz” en el año 632 de la era “fordiana”, esto es el año 2540, contando a partir de 1908 primer año de fabricación del Ford T.

Los paralelismos entre Henry Ford y Steve Jobs harían palidecer al mismo Plutarco. Desde la fama de tirano que ambos comparten, a la admiración por los grandes genios de su época (En el museo Ford se encuentra una probeta con el último suspiro que exhaló su admirado Edison) o su “desprecio” por la opinión de sus clientes que les han llevado a frases inquietantemente similares ¿Recuerdan aquella de Ford que decía “Si hubiese preguntado a mis clientes qué querían hubiesen dicho: un caballo más veloz”? Pues es lo que expresó Jobs cuando dijo: “Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”.

Iphone-5c

Y hablando de frases, creo que hay una que explica claramente lo que quería decir con el título del post. Esa de Ford, cuando dijo: “Cualquiera puede tener un Ford del color que quiera… siempre que sea negro” y… ¡Voila! Ahí está lo que quería decir: Apple ha conseguido superar a Ford. Su gran innovación, hace 6 días, fue precisamente la carcasa de "colorines" que incorpora el nuevo Iphone 5C ¡Y lo ha hecho sin Steve Jobs! ¡Toma Ford! ¡En tu cara!

Dios Mío ¡Cómo echo de menos a Jobs!

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b538834019aff733efd970b

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a Y por fin, Apple superó a Ford:

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

abril 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30