Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Señales de humo

          por

La publicidad subliminal

Acabo de ver un titular que dice ¿Sabías que en el logo de Coca-Cola está escondida la bandera de Dinamarca? Sobre la campaña que ha hecho Coca cola en Copenhage trabajando el concepto de Felicidad (tan Coca cola él) y en el que, en el aeropuerto de la capital danesa, la gente podía coger una bandera danesa, directamente del logo de la máquina de “vending” para dar la bienvenida a los que aterrizasen en el país.

Aunque me parece una campaña muy divertida, que trabaja bien los valores de la marca y todo eso y aunque siempre tengo la sensación de que este tipo de acciones sirven, sobre todo, para alimentar estos blogs (como Señales de humo) tan endogámicos que algunos escribimos, no quiero hablar de esta campaña en concreto, sino de la publicidad subliminal en general.

 

Como ya he mencionado el carácter endogámico de este blog, asumo que muchos de los que lo leéis habéis estudiado publicidad o trabajáis en el sector, así que, al menos los que paséis de los 30, seguro que habéis visto, oído o leído mil veces (y seguramente por algún que otro catedrático de universidad) esos artículos, comentarios o incluso ponencias y clases, dedicadas a explicar en qué piensa la retorcida mente de los publicitarios.

Algunos tienen su gracia, como el logotipo de Anís del mono, en el que la cara del mono es la de Darwin (eran tiempos difíciles para los científicos)

Anis-del-mono

Otros, claramente responden a una mente enferma capaz de idear figuras increíbles, como esta publicidad en la que hasta el título tiene doble sentido (lo que hay que hacer es  girar la imagen para ver a una mujer masturbándose)

Laid by the best

Otros forman parte de la historia de la publicidad (o de la leyenda de la misma) como los fotogramas que dicen que, de forma discontinua, incluía Coca-Cola en los cines para provocar el deseo de consumo cuando aparecía el cartel de “visite nuestro bar” en los años 60

Otros, que muchos califican de “mensajes ocultos” no son más que ingeniosos o geniales recursos de los publicitarios, como la flecha oculta en el logo de Fed-Ex (entre la E y la X).

Fedex-logo

Pero mis favoritos son los que no tienen una explicación racional (y si tienen un contenido sexual mejor). A continuación,  algunos de los que más me gustan:

El logo de LG es en realidad un PacMan

Lg-pacman-logo

En la pata delantera del camello de la cajetilla de Camel hay escondido un hombre orinando.

Camel

Esta es muy buena: El logo de Coca Cola es un blanco escupiendo a un negro !!!!!!!

Cocacola escupe negro

La página de inicio de Facebook no deja lugar a dudas de lo que puedes encontrar en la red social

Facebook sex

La flecha indica lo grande que puede ser tu cola

  Tu cola mas grande

Y para finalizar, un video recopilatorio subido a Youtube por una página especializada en el tema con muchíiiiisimos ejemplos de la época dorada de la publicidad, que no dejan lugar a dudas:

El problema lo tiene el que aumenta la imagen 1200 veces para conseguir encontrar un pezón.

 

Y de despedida... un mensaje subliminal:

:O

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b5388340191023b82a3970c

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a La publicidad subliminal:

Comentarios

Sublimado

Tu estás completamente ochentoso. Esta payasada de la publicidad subliminal no puede ser mas antigua.

Armando Guerra

Paso de los 30 por goleada y recuerdo lo de la publicidad subliminal como una más de las teorías de la conspiración que se achacaban a la publicidad y a los que no "en" ella sino "para" ella trabajábamos: creativos y psicólogos. Hoy, sobrepasado por inútil el miedo a esta técnica, lo que se lleva, supongo, es hablar de neuromárketing, el nuevo poder de la publicidad contra el que no hay defensa. El nuevo terror para niños y niñas. Pero,conocer qué áreas del cerebro se iluminan cuando vemos un anuncio determinado no nos ayuda mucho en la práctica a crear mensajes irresistibles para un producto específico. Esta parte seguirá en manos de locos capaces de ser, durante un momento, geniales comunicadores. Es decir, seguirá siendo un misterio por qué un anuncio funciona y engancha (y lleva hasta la caja registradora, que de eso se trata) a millones de personas. Es decir, nada ha cambiado realmente. Me creo tanto el poder del NM hoy como me creí el de la P subliminal entonces. Solo los nombres y la tecnología cambian. Pero mirar hacia atrás un poco, saber qué hacíamos en los 80 (por cierto,una gran década para la creatividad publicitaria española) ayuda a seguir caminando.
Espero que a "Sublimado" no le parezca que estoy ochentoso ni me trate de payaso por decirlo.

Observator

Estoy completamente de acuerdo contigo, Armando. De hecho, la neurociencia ha venido a confirmar que cuanto más oculto es el mensaje o estímulo, menos se mueve nuestro cerebro. Lo lamento por Vance Packard, quien por cierto se inventó el famoso experimento de la Coca-Cola y lo reconoció al final de su vida.
Y es totalmente cierto que el saber cómo se produce el efecto de las campañas en el cerebro no sirve de mucho para crear. Hay quien está sacando patrones a partir de de miles de campañas. Pero ni eso tiene gran futuro. Lo bueno de nuestro cerebro es que gusta de la sorpresa y con ella se genera memorización.Si todos los anuncios fueran de gatitos o cuerpos de escándalo, dejarían de generar memorización. Larga vida a los creativos. Gracias por tu interesante y currado post Eduardo.

Armando  Guerra

De acuerdo, Observator. Gracias a quien sea, tenemos un cerebro que seguirá fascinándonos (y permiténdonos fascinar a otros) durante muchos, muchos, siglos. ¡Larga vida!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

abril 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30