Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    El Reboteador

          por

La publicidad es mala porque el marketing es malo

 Hace años, tres exactamente, mi admirado Agustín Medina escribió un libro titulado “Bye, bye marketing” en el que aseguraba que el marketing ha muerto.

En la red, hay decenas de artículos, conferencias y blogs que también afirman que el marketing no solo está muerto sino bien enterrado.

Figuras internacionales como Kevin Roberts, CEO de Saatchi&Saatchi y afamado publicitario, firman el certificado de defunción del marketing.

En esta ocasión, no estoy de acuerdo con Agustín (lo siento, maestro) ni con el resto de figuras, ponentes y confereciantes que avalan el fallecimiento.

En mi opinión, el marketing no está muerto.

Simplemente es malo. Malo de solemnidad.

Si lees con detenimiento la entrevista de esta semana en Anuncios  a Paloma Pérez- Directora de Marketing de BMW, IKEA y Carrefour- y la columna de opinion al respecto, te darás cuenta que hay otra forma de hacer marketing.

El caso de Paloma no es único en nuestro mercado.

Ahí tienes el ejemplo de Jaime Lobera en Campofrío que ha conseguido, junto con su equipo y una buena dirección, cambiar la imagen de la marca y su publicidad en muy poco tiempo.

No son dos extraterrestres, simplemente son dos muy buenos profesionales que tienen muy claro cuál es la misión del marketing dentro de las compañías, la importancia de la comunicación  y de las agencias de publicidad.

Lo malo es que no hay muchos.

No porque no existan, sino porque las grandes empresas han puesto sus productos y marcas en manos de los departamento de ventas y de los financieros,  relegando la labor del departamento de marketing a un segundo plano.

Esto se llama cortoplacismo.

Justo lo contrario de lo que está pasando en USA donde la importancia de los directores de marketing es cada vez mayor e incluso ocupan puestos en los comités ejecutivos de las compañías.

Las consecuencias de esta política cortoplacista son claras: marcas más débiles- solo tienes que ver cómo las marcas de la distribución, que han apostado por el marketing, se están comiendo a las marcas de los fabricantes- una estrategia basada en la promoción y en el precio- pan para hoy y hambre para mañana- y una mala publicidad con mensajes irrelevantes para el comprador/consumidor.

Yo soy de los que piensan que si no tienes un buen marketing no tienes una buena publicidad.  Y esto, no es culpa de las agencias.

¡Qué buenas campañas habría si hubiera un buen marketing!

Un ejemplo. La misma agencia que hace campañas brillantes para una marca como Campofrío, luego talento tienen, hace campañas del montón-siendo generoso-para otras grandes marcas que por decoro no voy a mencionar y porque a buen entendedor…

Es cierto que el marketing tradicional no vale para estos nuevos tiempos donde el consumidor tiene el poder absoluto- si es a esto a lo que se refieren cuando dicen que el marketing ha muerto, entonces estoy de acuerdo- pero eso no quiere decir que no haya que hacer marketing.

Al contrario, creo que el marketing es más necesario que nunca. Porque cada vez es más importante construir marcas más fuertes, más relevantes, más emocionales y crear mensajes mucho más interesantes para el consumidor.

Y tiene más futuro.

¿Será por eso que BMW ha recuperado en su última campaña el valioso “Te gusta conducir” después de una larga retahíla de fracasos desde que dejaron de hacer marketing?

Y tú ¿Qué opinas, compañero?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b5388340191028f14b0970c

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a La publicidad es mala porque el marketing es malo:

Comentarios

Observator

Así que el marketing ha muerto antes de que haya nacido en muchas empresas. Estamos bien. He leído la entrevista y tu post, Manuel y veo que estás en línea con Paloma Pérez. Pero un poquito de autocrítica sobre si las agencias han sabido vender siempre largo plazo no vendría mal. Y no sólo vender. Ahora se demuestra que deberían haber animado al anunciante a invertir en medición de la eficacia de sus campañas. Habrían facturado menos entonces, pero mucho más ahora.

Manuel verdura

Precisamente uno de los valores añadidos de las agencias era su implicación con el negocio del cliente midiendo resultados, pensando en el largo plazo y no dándole terminado su trabajo cuando la campaña estaba en el aire. Para eso era necesario tener gente muy preparada en la agencia que el cliente valoraba y pagaba. Ahora, en mi opinión, la agencia ni siquiera se involucra. ¿Qué cual es la diferencia entre involucracion e implicación? Imagínate un plato de huevos fritos con jamón. La gallina está involucrada, el cerdo implicado. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo

Armando  Guerra

El problema es que también las agencias están en el corto plazo: juniors por doquier, sueldos de penuria y facturación ya. Eso se llama salir del paso. Así no puede haber involucración ninguna. El cliente quiere resultados para hoy (ni siquiera contrastados) y eso es lo que obtienen.
No me quiero poner nostálgico pero ¡qué tiempos los del 17,65! Tenías cliente, tenías estrategia a largo, se construía marca, pieza a pieza.
Hoy, muchos anunciantes han elegido, y han arrastrado a sus agencias, a hacer triatlón: hoy corremos, mañana nadamos y pasado pedaleamos. Pero aquí no vale lo de "se hace camino al andar". Si no sabemos dónde vamos, nunca sabremos si vamos bien.
El marketing no ha muerto pero está caído en la lona. Esperemos que se levante antes del KO.

jaime jimenez

El marketing y la publicidad siempre seran necesarios para cualquier empresa, cualquier producto si se quieren obtener buenos resultados.Ademas la publicidad va con el marketing y viceversa.ese es mi comentario y punto de vista.Gracias,hasta la proxima.

Julio César  Montalvo

Pues si no ha muerto, esta moribundo...
Un indicador relevante es toda esta 'marea' de 'smokemakers' y 'evangelizadores' de lo digital y el 2.0, que se saltan a la torera los mínimos pasos profesionales, aturdiendo y mareando a los clientes, desfigurando la realidad para hacerla a su medida, contribuyendo a la perdida de credibilidad en la función del marketing y potenciando el clima de miedo e incertidumbre.
Apóstoles del PDF y el PPT que, sin superar el 1.0, se presentan como 3.0 y 4.0.
Por su igno-rancia les conoceréis. Salu2.0 ;)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

abril 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30