Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Señales de humo

          por

El año de la serpiente

Una periodista  que no existe, factura las columnas más caras que Vargas Llosa; el déficit del estado está repartido en cuentas por Suiza, entre tesoreros de partidos políticos y yernos de reyes; los políticos cobran más de lo que deberían (en tiempo y forma); los alcaldes no pagan sus fiestas, los presidentes no pagan sus trajes, los corruptos convictos no devuelven lo que roban. Y para colmo de males, en medio de todo este lío ¡Renuncia el Papa! Ya es oficial, de esta no nos salva “ni Dios”.

Como decía Teddy Bautista (por cierto, imputado por el caso SGAE) “Parece que anda suelto Satanás” y si de demonios y ángeles va la cosa, contra Belcebú lo único que nos queda es la ayuda de algún santo que nos asista. El más cercano en el tiempo es San Valentín. No está mal, al fin y al cabo es el santo del amor y, para los publicitarios, uno  de esos santos que nos ayudan a pasar el año: productos en edición limitada para regalar a la pareja, campañas de reconciliación con el género humano, las vallas de El Corte Inglés…. ¿Las vallas de El Corte Inglés? Pues no, resulta que El Corte Inglés, este año ha decidido dedicar el mes de febrero al Año Nuevo Chino (en las fotos, la lona que luce la tienda del Paseo de la Castellana en Madrid).

IMG00108-20130205-1557

IMG00106-20130205-1527

En realidad, uno pensaría que ya no nos queda ni el amor, que los grandes almacenes han optado por el dinero que viene de Oriente dejando de lado el afecto, que viene por Occidente. Pero no es verdad, yo sabía que don Isidoro, que todos los años felicita a mi mujer por su cumpleaños –por alguna razón a mí no me felicita nunca- y a todos por Navidad, no podía haberse vendido por unos yuans. No, don Isidoro no da puntada sin hilo y ha decidido enviarnos un mensaje. Fíjense si no: El sábado pasado, dio comienzo el año de la serpiente, ese animal tan bien comprendido en otras culturas (en la cultura china es símbolo de sabiduría y en la maya era símbolo de humildad) y tan mal entendida por la nuestra, que cuando alguien es muy malo le decimos que es una víbora.  Claro, que cuando uno tiene un buen puesto (en un partido político, en un ayuntamiento, en una comunidad autónoma, en una familia real, en una institución que gestiona derechos de autor o donde sea) en este país se vuelve adorador de otra serpiente, en este caso sí, muy bien vista por todos ellos: La “cobra”. Sí señores, ese es el encriptado mensaje que nos envía El Corte Inglés: Es el año de la cobra, el animal que mejor representa a este país donde todo el que puede… cobra.

Habrá que esperar un año (chino) para que se pase el año de la serpiente y llegue el año del caballo… bueno, no sé, quizás el año del caballo ya lo pasamos en los 80 y no sea buena idea volver.

De momento, sigamos haciendonos los tontos y ¡Feliz Año de la cobra! 

Eduardo Vázquez

@vazquezeduardo

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b538834017c36cf3ed8970b

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a El año de la serpiente:

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

julio 2017

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31