Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

    Señales de humo

          por

“Marco metodológico”

Buenos días, o tardes, o cuando quiera usted ponerse a leer este post, que es el primero de este blog que ahora mismo inauguro.

No es la primera vez que me embarco en la aventura de los blogs. Yo ya tuve uno. Bueno, lo tengo, porque por ahí anda, en algún sitio de la nube esa, que todo lo cubre.

Un blog es una de las cosas más parecidas a un bonsái que conozco. Lo tienes que cuidar constantemente durante mucho tiempo, todo el mundo lo mira con una mezcla de admiración y lástima y para uno mismo, nunca acaba de dejarle satisfecho. Probablemente porque uno siempre tiene la intuición de que el blog (como el bonsái) es el reflejo de uno mismo, así, desnudo frente al mundo.

El pobre murió (blogs 1 bonsáis 2) a consecuencia de mi timidez (nunca me molesté en tocar el diseño de Blogger por defecto y era tan feo que no animaba a nadie a leerlo) y humildad (nunca he pensado que mi opinión valga especialmente más que la de cualquier otro).

Y así, a lo tonto, creo que he ido desgranando las principales características que tiene un blog y que quiero mencionar como introducción para ponerle un cierto “marco metodológico” ya me irán ustedes conociendo, yo soy un obseso de la coherencia y la metodología (así me va).

Un blog es asíncrono, yo leo y ustedes leen… o no, cuando les apetece… o no.

Un blog es permanente y, por tanto, lo que uno escribe se queda parasiempre.com, por eso no hay blogs de adivinos.

Un blog, por concepto, es un medio de comunicación personal, puede que diferentes personas escriban diferentes posts de un mismo blog, pero lo que dicen lo dicen en nombre propio y no en el de otro, y aquí es donde yo me rebelo. Lo que van ustedes a leer en este lugar (si tienen a bien hacerlo) a partir de ahora será, obviamente, mi opinión de las cosas, pero seguro que tienen un componente social (que intentaré resaltar) importante, porque lo que quiero transmitirles a ustedes no son mis conocimientos o sabiduría (no soy tan cruel) sino mi entorno. Es del mismo del que aprendo. Es de mis experiencias de donde parte la forja de mis opiniones. De mi relación con las marcas y las personas que las gestionan, con mis compañeros y su forma de actuar, de la gente con la que me tomo una caña y no tiene nada que ver con el negocio, pero su opinión es tan fresca que sólo tienes que quitarle “la piel” para disfrutarla.

Y eso es lo que espero, que disfruten leyendo estas líneas como yo he disfrutado viviéndolas.

¡Ah! y no me “repasen”, he dicho que tiendo a ser coherente, lo que no es igual que testarudo, es decir, que intento que mis opiniones tengan base, lógica y sentido. No que no pueda cambiar de opinión.

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b538834017615b0323d970c

Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a “Marco metodológico”:

Comentarios

El Vigía

Bienvenido al mundo de los blogs publicitarios, Eduardo.
Te seguiré.

canas

Bien¡¡ tendremos la oportunidad de seguir aprendiendo de tí, suerte con el blog

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Secciones

Publicidad

agosto 2014

dom. lun. mar. mié. jue. vie. sáb.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31